Beneficios de la dieta y del ejercicio

Brócoli

¡No consigo adelgazar!

Nos pasamos la vida haciendo dietas y, sin embargo, no conseguimos adelgazar. ¿Qué hacer en esos momentos? Lo primero de todo es consultar otra vez al médico por si pudiéramos tener algún problema endocrino que nos estuviera dificultando o impidiendo conseguirlo. Lo segundo es no abandonar por ello la dieta y el ejercicio físico. Adelgazar no es el único beneficio de la dieta y del ejercicio.

Cuando una persona sigue una dieta adecuada a sus necesidades nutricionales y realiza regularmente un ejercicio físico adaptado tanto a sus necesidades como a sus posibilidades, su estado general mejora. Se siente mucho mejor anímicamente, porque sabe que está haciendo algo bueno por su salud.

El Ejercicio Físico y las Dietas

Además, el ejercicio físico es un aliado indispensable para reducir el estrés y combatir la depresión. Ayuda a las personas a desconectar de las tensiones provocadas por el trabajo o por la falta de él.

Mejora su capacidad pulmonar y el estado de su sistema circulatorio. Reduce la grasa de todo el cuerpo y mejora la resistencia cardíaca. (Porque, aunque no se reduzca el peso, sí que se quema grasa corporal con el ejercicio físico). El ejercicio físico nos ayuda también a reducir esos antiestéticos centímetros de más en la barriga que tanto afean nuestra figura y que están directamente relacionados con las enfermedades endocrinas y cardiovasculares.

Finalmente, durante el ejercicio físico, se reducen considerablemente los niveles de azúcar en la sangre, lo cual da lugar a mareos, calambres e incluso desvanecimientos. Por eso es importante tomar antes del mismo una buena merienda que aporte niveles suficientes de azúcar para realizar el ejercicio que nos hayamos propuesto.

Publicado por

Alfie

Tengo el escritorio lleno de libros, blocs de notas, post-its y bolígrafos Pilot de colores. Apasionado de la publicidad y el marketing, me pierden los chicos guapos cubiertos de chocolate. Me definen como un tipo extrovertido, aunque siempre he pensado que soy más bien un tímido contrariado.