Cómo hacer una ensalada saludable y deliciosa: todos los secretos

Las ensaladas pueden ser una excelente fuente de proteínas, minerales, vitaminas y todos los nutrientes que necesitas para tu día, sin tener que ser altas en calorías. Son perfectas para chicas que sean vegetarianas o no, y también para cuando estás en dieta o para el día al día. Si las empacas de la manera correcta, puedes llevarlas contigo al trabajo para el almuerzo, y son increíblemente versátiles porque te permiten usar muchos ingredientes.

Para hacer una ensalada saludable lo ideal es seguir ciertos parámetros que la harán muy sana y además deliciosa. Te explicamos cómo lograrlo.

Los verdes

Incluye todas las hojas verdes que puedas y no te detengas con las lechugas que seguramente puedes conseguirlas en variedades. Puedes usar rúgula, espinaca, lechuga romana, col rizada, radiccio y repollo. La col rizada, por ejemplo, es alta en calcio y fibras cuando está cruda pero puede ser un poco dura. Para suavizar antes de comer corta en tiras y luego coloca un poco del aderezo encima. No olvides incluir algunas hierbas frescas que te gusten como perejil o cilantro.

ensalada saludable

Los granos

Hay muchas opciones en este caso de granos que deben colocarse cocidos pero que darán un toque mejorado de la ensalada. Ejemplos para agregar: arroz salvaje, trigo bulgur, cebada perlada, trigo sarraceno y quinoa. Esta última está muy de moda y se trata de una semilla que parece un cereal familiar de la col rizada que se cocina como el arroz blanco pero que está lleno de proteínas. Es baja en calorías y tienen cero grasas.

Las proteínas

Para que sea una comida completa debe tener proteínas que puedes obtener de muchos lugares como carne de res magra, atún, salmón ahumado, pollo o algún otra ave, prosciutto o jamón de otro tipo. Varias de estas las puedes comprar pre-empacadas y listas, como el pollo que se puede conseguir asado y luego cada vez que lo necesites saca un poco y corta en cubos o desmenuza.

También hay proteínas veganas y vegetarianas como los garbanzos cocidos, el tofu (que puedes hacerlo asado con sal y pimienta para que quede crujiente), fríjoles varios, tempeh o huevos duros.

Los vegetales

Todos los vegetales que quieras son bienvenidos, comenzando por zanahorias, cebollas, pepinos, remolachas, pimientos de cualquier color, tomates, celery, hongos, aceitunas, jícama, alcachofas, rábano, coles de bruselas, brócoli e hinojo. El hinojo es una buena adición porque tienen propiedades buenas para mejorar la digestión, baja las inflamaciones y reduce el riesgo al cáncer. Por su lado, el brócoli puedes mejorarlo y cocinarlo con aceite de oliva, sal y pimienta dentro del honro por unos 20 minutos para que no pierda sus valores nutricionales.

Las frutas

No a todos les gustan las frutas en las ensaladas pero son buenas para tener un mar de sabores incluyendo algo dulce. Puedes intentar con bayas de cualquier tipo, manzanas, naranjas, kiwi, pasas, uvas, melón, mango, piña, semillas de granada o aguacates. El aguacate contiene vitamina E la cual es vital para las células rojas de la sangre y para que circule el oxígeno de forma adecuada por el cuerpo. La granada es excelente como contra inflamaciones y para bajar la presión arterial evitando ataques cardíacos.

Lo crujiente

Para que cualquier ensalada saludable se lleve a otro nivel, debe tener algo que sea crujiente. En este caso puedes usar lo que quieras, desde nueces de cualquier tipo (pistachos, almendras, etc.), quinoa tostada, semillas de chia (que están llenas de proteínas también), pan de pita tostado, tortillas crujientes, semillas de girasol y tocineta tostada. Para algo menos ortodoxo usa palomitas de maíz que serán excelentes para sustituir los croutons y tendrán más valor nutritivo.

Los extras

Si quieres puedes usar quesos como el feta, mozzarella, azul o de cabra para mejorar. También pesto o tomates secos. Sin embargo, todo esto debe ser agregado en pocas cantidades, solo una cucharada por cada ensalada que comas porque tienen muchas calorías y sodio.

Los aderezos

Los aderezos son fáciles de hacer. El método es el siguiente: en un envase pequeño que tenga tapa coloca 1/4 de taza de un ácido, 3/4 de taza de aceite, 1 cucharada de emulsionante y 1-2 cucharaditas de hierbas o saborizantes, las cuales son opciones. Bate todo con la tapa puesta y coloca sobre la ensalada. La cantidad que te da servirá para 4, 5 o 6 porciones. Puedes guardar en el refrigerador por una semana.

Ahora, todos estos ingredientes pueden variar dependiendo de tus gustos. Por ejemplo, los ácidos:

  • Jugo de limón.
  • Vinagre balsámico.
  • Vinagre blanco.
  • Vinagre de vino tinto.
  • Vinagre de vino de arroz.
  • Vinagre de cidra o de manzana.
  • Vinagre de vino blanco.

Los aceites, por su parte:

  • Aceite de oliva.
  • Aceite de nueces.
  • Aceite de aguacate.
  • Aceite de avellana.

Los emulsionantes:

  • Hummus.
  • Yogurt griego.
  • Linaza molida.
  • Mostaza.
  • Aguacate en crema.

Si quieres añadir hierbas u otros sabores adicionales, puedes intentar con alguno de estos:

  • Albahaca.
  • Perejil.
  • Romero.
  • Orégano.
  • Tomillo.
  • Eneldo.
  • Pimienta.
  • Miel.
  • Cebollino.
  • Hojuelas de chile.

4 sustitutos del azúcar completamente naturales

Aunque el azúcar es una buena opción para depilarte, no es tan buena para la piel ni, en general, para el cuerpo. Se puede convertir en un alimento completamente adictivo, creando un problema grave porque necesitarás una dosis todos los días, especialmente durante las horas de la tarde y cuando decidas dejarla casi te volverás loca.

Hay que tener muy claro que sólo porque dejes el azúcar procesada no quiere decir que tienes que dejar de comer cosas dulces por completo. De hecho, esta es la peor norma que puedes adoptar porque sentirás mucha ansiedad constantemente. Así que lo mejor es usar sustitutos del azúcar que no sean los artificiales porque a veces pueden ser peores porque están llenos de químicos y algunos aportan más calorías de las que quitan. Veamos qué opciones tienes.

Agave

Este néctar fue usado por los aztecas hace miles de años atrás. Es usado casi siempre por los veganos para sustituir la miel porque tiene un sabor muy similar y sale de una planta, no del trabajo de animales. Hay que usarlo con moderación porque tienen una alta cantidad de fructosa, pero es excelente tanto en bebidas calientes como el té, como también en postres que vayas a hornear.

sustitutos del azúcar

Sirope de maple

Es genial sobre un poco de yogurt, frutas, granola y, por supuesto, panqueques y wafles. Eso sí, es importante que consigas la versión que está hecha realmente de la planta, que suele ser más costoso que el artificial pero que contiene muchos beneficios para el cuerpo incluyendo más de 50 antioxidantes.

Compota de manzana

La dulzura natural de las manzanas será algo perfecto para añadir a cualquier postres y ser un sustituto perfecto del azúcar. Puedes comprar una compota que no contenga azúcar o puedes hacer una en casa cortando manzanas en cubos (sin la piel) y cocinando con palitos de canela y un poco de agua hasta que esté hecha casi un puré.

Eritritol

Esta es una solución casi sin culpas porque tiene sólo calorías por gramo. Se saca de las frutas y lo venden en un polvo blanco parecido a los endulzantes artificiales. Además, no tienen los efectos adictivos del azúcar normal, ni tampoco daña los dientes. Perfecto para postres horneados con chocolate porque les dará el dulzor que necesitan sin exagerar.

4 recetas llenas de proteínas y menos de 400 calorías

¿Sabía que para una persona que corre o que hace otra actividad física que gasta tan energía, hay que consumir el doble de proteínas que una persona sedentaria? Esto quiere decir que si una persona con un peso promedio debe comer unos 16 gramos de proteínas al día, alguien que hace mucho ejercicio deberá doblar esto, comiendo al menos 32 gramos al día.

Para lograr esta cantidad tendrás que aumentar las fuentes de proteínas para no aburrirte de lo mismo, además de tener a tu favor bajar la cantidad de calorías y de grasas para no excederte. Tener esta combinación es difícil pero no imposible y la mejor solución es consumir proteínas que sean más sanas, como las vegetales. Así que he recopilado 5 recetas que tienen muchas proteínas, son veganas, con pocas grasas y pocas calorías. Todos los platos se pueden comer a cualquier hora del día que te convenga.

Recetas llenas de proteínas, bajas en calorías

hummus
Hummus clásico

Arroz y fríjoles

Esta combinación es muy familiar, especialmente en los países caribeños donde se come constantemente. Una taza de esta súper comida tendrá apenas 318 calorías. Si quieres puedes agregar algunos vegetales adicionales y llegarás a las 400 calorías, lo que no está nada mal.

Hummus con pan de pita

Ya que el hummus está hecho con garbanzos, que son unos de los granos con más proteína entre su clase, este plato será súper sano y lleno con todo lo que necesitas. Al combinar con pan de pita, tendrás una proteína entera. Un pan grande junto con cuatro cucharadas colmadas de hummus te darán unas 300 calorías apenas.

Mermelada y mantequilla de maní

Una combinación deliciosa que también ofrece una proteína completa, sin tener que comer carne. Lo que tienes que agregar adicional es un par de rebanadas de pan integral. Si usas una cucharada de mantequilla de maní natural con una cucharada de mermelada sin azúcar, tendrás una comida de alrededor de 350 calorías.

Lentejas y quinoa

La quinoa y las lentejas son de las proteínas completas más sanas, deliciosas y perfectas. Lo más genial de este tipo de granos es que podrás darle el sabor que quieras usando distintas especias como comino, curry o pimentón molido. Una taza de esta preparación te dará 18 gramos de proteína, 19 gramos de fibra, y unas 400 calorías, siendo este el plato con más contenido calórico.

8 postres sanos para comer cuando te sientas ansiosa

Toda mi vida he estado peleando con mi peso y la verdad es que ahora, cercana a los 30 años de edad, me he dado cuenta que mi problema no es comer mal o bien porque puedo seguir una dieta vegetariana baja en grasas pero igual de deliciosa, mi problema real es el azúcar, esa sustancia deliciosa que se puede convertir en una adicción porque está para eso.

En el pasado he intentando hacer dietas una y otra vez donde dejo los dulces por fuera completamente o me doy permiso de comer un poco en cualquier presentación luego de una semana larga donde haya cumplido con mis otros metas. Sin embargo, esto no es lo más simple porque siempre termino recayendo porque me hace falta un poco más de azúcar con esa regla que tenemos de comer el plato salado y finalizar la velada con un buen postre, o con las ansías que te dan en la tarde de comerte algo dulcito y lleno de carbohidratos.

Esto me ha llevado a la conclusión de que debo aceptar que soy así, amantes de los dulces y en un tono más profundo, la vida es demasiado corta para hacer dieta tras dieta para perder peso. ¿La solución? Seguir comiendo dulces pero volverlos más sanos, bajos en calorías, o probar otras opciones que cumplan con las mismas características.

Así es como di con un brownie bajo en calorías que no lleva azúcar, no huevos, ni mantequilla, así que cada rebanada que comas no llega ni a las 100 calorías. Pero esta no es la única opción. Veamos que otros postres bajos en calorías puedes incorporar en tu dieta para que siempre te des un gusto y mates esa ansiedad de las tardes. Eso sí, recuerda que nada en exceso.

fresas cubiertas de chocolate

  1. Fresas cubiertas de chocolate. Un postre súper sexy y con pocas calorías. La idea es que uses chocolate oscuro porque tiene poca o nada de azúcar y así bajarás la cantidad de calorías. Cúbrelas y mete en el refrigerador hasta que estén duras.
  2. Palomitas de maíz dulces. En vez de ponerlas en caramelo, que es azúcar únicamente, agrega 1 cucharada de mantequilla de maní y un poco de cacao amargo en polvo por encima. Si quieres puedes sustituir la mantequilla por otra opción que también está llena de proteínas, la nutella.
  3. Pudin sin calorías– Compra pudin instantáneo y prepara con leche de soja o de almendras para bajar las calorías y las grasas.
  4. Bananas achocolatadas y congeladas. Siguiendo la idea de las fresas, toma rebanadas de bananas y cubre con chocolate oscuro. Mete luego en el congelador y come como si fueran helado.
  5. Batidos. Cualquier batido con frutas, vegetales y demás ingredientes irá muy bien para desayunar o merendar. Recuerda que debes usar frutas que lo endulcen, como las uvas, o un edulcorante natural como stevia. También puedes optar por agave o miel.
  6. Frutas frescas. Si eres amante de las frutas como yo, es una buena opción. Y si tienes varios tipos a la mano, corta en cubos y prepara una ensalada.
  7. Helado de bananas. Congela una banana y cuando esté como una piedra mete en una licuadora o un procesador de alimentos que sea potente. Se creará un helado muy cremoso que no necesitará nada más.
  8. Paletas de helado de frutas. Otra idea de postres fríos fácil de hacer con puré de frutas y algo que lo endulce. Mezcla con agua y congela.

6 sustitutos de comida para cortar la cantidad de grasa que comes

Si has decidido bajar la cantidad de grasa que consumes, ¡felicidades!, esto es una paso que todo el mundo debe tomar para mejorar su salud en general y para perder peso. Comer demasiadas grasas sólo causan obesidad y enfermedades del corazón principalmente, por lo que no es lo más sano que puedes hacer.

Hay muchas maneras y sustitutos de comida que harán que dejes de comer tantas grasas pero sin dejar alimentos a un lado. Veamos cuáles son.

Lácteos bajos en grasa

Desde leche descremada, pasando por yogurt y quesos ligeros, todos serán una buena manera de evitar comer muchas calorías y muchas grasas saturadas, que son las peores que existen. No tienes que dejar de comer estos ingredientes, pero trata de evitar los más grasosos así sea cocinando en casa o comiendo afuera.

Escoge cortes magros de carne

La carne suele tener un gran contenido de grasas. Es por esto que comiendo cortes más magros lograrás evitarla. Por ejemplo, trata de comprar pechuga de pollo y pescados que suelen ser los que tienen menos. Si vas a comer carne de res o de cerdo, trata de comprar lomo, que es más costoso, pero tienen menos grasas.

mantequillas

Más comidas caseras, menos comida rápida

Realmente para chicas que llevan una vida intensa, la comida rápida es algo que te da facilidad pero también es pésima para la salud porque tiene pocos nutrientes y muchas grasas. Si vas a comer afuera y quieres algo rápido, trata de comer en un sitio que tengan menú diario para el almuerzo, intenta con un restaurante nuevo que ofrezca comida hecha desde cero, que sea más casera.

Come frutas en vez de golosinas

Si tienes muchas ganas de comer algo dulce, como un pastel o unas galletas que tienen un alto contenido de grasas, trata de comer algo que también se nutritivo como frutas o una barra de granola. Ambos serán dulces pero tendrán casi nada o poca grasa. También puedes comer chocolate oscuro, que no contenga azúcar refinada ni tampoco leche añadida porque estos ingredientes son los que hacen que se vuelva poco sano.

Usa aceite en aerosol

Para evita el uso de mucho aceite al cocinar, trata de evitar la botella de siempre y comprar el aceite en aerosol. De esta manera, la comida no se va a pegar cuando la cocines, pero tampoco usarás demasiada grasa.

Usa otros alimentos untables

En vez de usar mayonesa, por ejemplo, usa un aguacate que esté justo en su punto. Le dará la misma consistencia, un buen sabor y tendrá grasas buenas. Si quieres mantequilla en tu pan tostado en la mañana, evita la que está hecha con lácteos y opta por mantequilla de manzanas, de almendras o de maní. Para los emparedados puedes usar mostaza o hummus, que serán buenas soluciones además del aguacate.

Cómo perder peso con una dieta vegetariana

Como sabes, una persona vegetariana es aquella que no come carne roja, ni pollo, ni pescado. Prácticamente no come casi ningún producto animal, solamente huevos y/o lácteos. Al leer esto, se pensaría de inmediato que alguien que deja de comer carnes bajaría de peso rápidamente porque estaría dejando una gran cantidad de calorías y grasas a un lado.

Estas ideas no son de todo ciertas; ser vegetariano o seguir una dieta como esta por un tiempo, no es lo mismo que comer de forma sana, al contrario, existen muchas personas que por desinformación o falta de opciones, terminan comiendo peor que alguien que come carne, lo que hace que no pierdas peso y, en algunos casos, hasta ganes más del que tenías al comenzar.

Ser vegetariana no es lo mismo que comer sanamente

"Los peces son amigos, no comida". Imagen tomada de: deviantART
“Los peces son amigos, no comida”. Imagen tomada de: deviantART.

La idea del vegetarianismo siempre me ha gustado, como amante de los animales que soy y como alguien que tiene una relación complicada con la comida. Durante el 2013 traté de seguir una rutina de alimentación para cambiar mis hábitos y reestructurar la que ya tenía.

Luego de un par de meses me di cuenta de algo que ya sabía pero que no había experimentado: sólo porque no se coma carne no quiere decir que se tendrá perdida de peso o una vida más sana en general. De hecho, frecuentemente, algunos vegetarianos prefieren comerse algunas galletas con un vaso de jugo porque no quieren molestar al que está cocinando con recetas apartes, o porque no hay una solución para que ellos coman en el lugar restaurante donde están.

Por otro lado también hay un problema grande: si toda la vida has pensado que una comida balanceada consiste en un plato con un carbohidrato, vegetales y un trozo de carne como fuente de proteínas, ¿ahora qué debería contener el plato para cumplir con estas exigencias? Ser vegetariana requiere que se estudie muy bien de dónde provienen las proteínas ahora que no puedes comer carne, ya que son la parte más importante para que comas de forma balanceada.

Si no conoces bien de dónde obtener proteínas y cómo hacer comidas completas, terminarás comiendo platos cargados de carbohidratos que no te harán perder peso, sino todo lo contrario.

Yo me vi en esta situación constantemente, lo que es terrible porque hace que el cambio sea cuesta arriba. Necesité estudiar muy bien qué fuentes de proteínas tenía, qué recetas podía hacer en casa, y qué opciones tenía para comer en cada restaurante que visitaba, algo que era muy importante para mi porque me gusta mucho probar distintos lugares.

¿Cuáles son las fuentes de proteínas?

Aunque usualmente las personas no lo creen, existen muchas maneras de obtener proteínas completamente vegetarianas y tan buenas, o mejores incluso, que las animales. Veamos algunas gracias al gráfico siguiente.

proteinas-vegetarianas

Además de estos mencionados aquí hay muchos otros, como por ejemplo:

  • Frutos secos: maní, nueces, almendras.
  • Legumbres: fríjoles o porotos de cualquier color, garbanzos, lentejas.
  • Cereales: la famosa quinoa y las semillas de chia, por ejemplo.
  • Derivados de la soja: leche de soja, carne de soja.

Porqué ser vegetariana de forma correcta te hará perder peso

calorias vegeterianas

Dejo la imagen de aquí arriba para explicar con cuidado cuál es la idea. Si te comes un plato lleno de vegetales, sin carnes y con poca grasas, notarás que puedes comer más, pero cuando vayas por la mitad de ese plato ya estarás muy llena. Así, en teoría, deberías consumir menos calorías si sigues una dieta vegetariana que sí sea sana y balanceada.

¿Y los dulces?

Otra cosa que decidí hacer durante estos meses, era dejar de comer dulces porque el azúcar es muy dañina y altamente adictiva. Sin embargo, mi paladar seguía queriendo comer algo como esto, por lo que decidí preparar mis propios postres en casa y evitar absolutamente todo lo procesado y empacado. Es decir, ¿quieres una galleta? hazla en casa, usa stevia para sustituir lo dulce e incluso prueba con una receta vegana.

Las recetas veganas de pastelería son fabulosas porque no usan mantequilla, ni huevos, ni azúcar procesada, por lo que te das un gusto sin demasiadas calorías. Eso sí, si has decidido investigar acerca de estas recetas, ve con la mente abierta porque posiblemente verás algunos sustitutos muy extraños que no suenan nada apetitosos. No te preocupes, quedan mucho mejor de lo que piensas.

¿Por dónde comienzo?

Lo primero es investigar muy bien al respecto para que sepas qué opciones tienes. Esto rutina no es para todos, así que intenta leer tanto como sea posible o hasta que estés satisfecha con la información que tienes. Recomiendo leer recursos de sitios como HazteVegetariano o Vegetarianismo.net.

Para probarte si realmente puedes estar sin comer carne, únete a la iniciativa del lunes sin carne, que consiste en comer solo vegetales durante el día entero cada lunes de cada semana. Puedes intentar hacer estos un mes entero, a ver si las recetas que consigues y que pruebes te parezcan buena.

4 bebidas para subir energía antes de hacer ejercicio

Hay muchas mujeres que se sienten somnolientas o sin energía cuando hacen ejercicio, sin importar si es en la mañana antes de comenzar el resto del día o en la noche, cuando ya se está terminando. Para evitar esto podemos tomar bebidas para aumentar energía, y que lograrán que estés enfocada, energizada y lista para dar el máximo en tu jornada diaria y también en tu rutina de ejercicios.

Café o té verde

te verde

Ambos contienen cafeína, la cual tiene el poder de darte resistencia porque cambiará como el cuerpo usa la grasa. Esta sustancia va a ayudar a que la grasa que tienes almacenada se convierta en energía, lo que hará que puedas hacer más ejercicio, por más tiempo o con más ganas. Además, existen estudios que dicen que la cafeína va a ayudar a que evites el dolor muscular de aparición tardía. Si no te gusta el sabor del café, toma té verde.

Jugo verde

jugo verde

Lleno de azúcares naturales, antioxidantes y fitonutrientes un jugo verde hecho en casa es una manera muy buena de absorber nutrientes como el hierro que te ayudará a combatir las ganas de dormir. Estos jugos tiene muchos carbohidratos pero poca fibra, así que el cuerpo lo procesa fácilmente y vendrá muy bien para que lo quemes mientras haces ejercicio. Puedes prepararlo con espinaca, pepinos, limón, uvas y manzana.

Vinagre de cidra

vinagre de cidra

Puede ser que te de un poco de miedo el sabor que puede tener, pero no es tan malo como parece. Es ligeramente ácido y está lleno de minerales, ácidos y vitaminas. Para tomarlo agrega una cucharada o dos a un vaso de agua antes de ir a hacer ejercicio. Compra un vinagre que sea crudo o que no esté filtrado o procesado.

Bebidas deportivas

bebidas deportivas

Compra una bebida especial para hacer ejercicio, como el Gatorade que se consigue en todo el mundo. Los ingredientes son usualmente para hidratarte luego de terminar la rutina, pero también hay otras especiales que lograrán darte energía para comenzar a hacer ejercicio.

10 consejos para mantenerte en forma durante todo el año

Es fácil conseguir excusas para no hacer ejercicio, especialmente si te gusta en lo absoluto. Algunas personas aman ejercitarse, pero otros simplemente lo odian y quisieran evitarlo de todas las maneras posibles. ¿Es este tu caso? Una se consigue en un gran problema si quiere perder peso o mantener la figura si siempre estás haciendo un lado tu rutina de ejercicios.

Sin importar la época del año, el clima que haya o los obstáculos, debes cuidarte todo el año para así obtener y mantener la figura que quieres. Te damos 10 consejos para que estés en forma los 365 días del año y no busques ninguna excusa de nuevo.

1. Aunque esté nevando, imagina que hace calor

imagina que hace calor

Si vives en un país donde hay estaciones es posible que cuando llegue el invierno sientas que quieres hibernar como si fueses un oso. Esto pasa también en países tropicales en esos días cuando todo está oscuro y gris. Si te sientes de esta manera, ignora completamente la idea y trata de hacer los ejercicios en la mañana porque es posible que sientas ganas de dejarlos completamente si los empujas para la noche.

2. Presta atención a tu nutrición

nutricion

Si esos días fríos y lluviosos te provocan comerte algo más pesado, lleno de carbohidratos y calorías, trata de evitarlos completamente. Sé consciente de lo que comes. Sí, de vez en cuando puedes incorporar algunas comidas de esas cómodas que le gustan a todos, pero trata de mantener tu plan de alimentación durante todo el año.

3. Camina desnuda

mujer espejo

¿Suena esto extraño? No te preocupes, no es nada raro. Esto es solo una manera de que te mires en el espejo y notes si has ganado peso porque están escondidos bajo un abrigo o una ropa cómoda. Hazlo cada vez que salgas de la ducha. No te obsesiones contigo misma pero toma nota.

4. Lleva tu vida social al gimnasio

amigos gimnasio

La mejor manera de mantenerse haciendo ejercicios todo el año es ir con los amigos al gimnasio. Si no puedes hacer ejercicios al aire libre, ve a un lugar donde te sientas cómoda, donde puedas conversar con tus amigos y todos puedan ejercitarse juntos mientras hablan de sus vidas. Míralo como un evento social en vez de una tarea.

5. Haz las sesiones convenientes

caminando al gimnasio

Si vas a una clase o a un gimnasio trata que quede muy cerca de tu casa porque es posible que te de flojera algunos días tener que hacer el viaje. Conseguirás excusas como que no tienes tiempo o que gastarás demasiado yendo hasta el lugar. Si queda a pasos de tu casa es aún mejor.

6. Vete de viaje a una playa

mujer playa

Si te vas a un sitio caliente, con playas y mucho sol, tendrás que ponerte un traje de baño y en este momento sentirás que debes verte perfecta para ese momento. Así que te sentirás motivada para mantenerte en forma siempre, especialmente en la época de vacaciones o verano.

7. No comas demasiados carbohidratos

carbohidratos

La palabra clave en esta consejos es “limitar”. Esto es importante para que sepas exactamente qué cantidad debes consumir pero sin eliminarlo completamente. ¿Por qué no se deben sacar de tu dieta? Por dos razones: el cuerpo necesita carbohidratos y tú también para evitar tener ansiedad por comerlos. Lo recomendable es que se coman en moderación.

8. Contrata un entrenador

entrenador personal

Quizás salga un poco costoso, pero tener un entrenador personal es algo que deberías hacer aunque sea por un mes de tu vida. Esta persona se dedicará a ti y a nadie más, te empujará a lograr mejores resultados, te mantendrá entusiasmada, y será una excelente manera de no aburrirte. Podrías hasta hacer un amigo nuevo contratando a alguien que te ayude en el proceso. Míralo como una inversión para verte bien, sentirte bien y tener buena salud.

9. Programa el entrenamiento de forma adelantada

programar entrenamiento

Si haces planes de qué vas a hacer y cuando es posible que sigas una rutina y que la cumplas. Esto quiere decir que también deberás incorporar el entrenamiento para que sepas justamente cuándo debes hacerlo. La idea es que se vuelva una rutina, como lo es ponerse desodorante o cepillarse los dientes todas las mañanas.

10. No comas nada procesado

comida procesada

Evita completamente las comidas procesadas porque son una de las peores cosas que puedes consumir. Desde bebidas gaseosas y enlatadas o embotelladas y hasta barras de proteínas que usualmente vienen cargadas con más azúcar que nutrientes. Si quieres comer una barra de estas, hazle en casa con nueces, avena, pasas y todo comprado de forma natural. Tomará más tiempo pero puedes hacer en grandes cantidades para que te dure.

20 recetas de ensaladas bajas en calorías

Por defecto las personas piensan que cualquier ensalada tiene pocas calorías y comerla en cualquier lugar te hará perder peso. Esto no es del todo cierto, de hecho, a veces es preferible comerse un plato completo que algunas ensaladas que tienen demasiadas calorías, mucha grasa y carbohidratos.

Esto es tan cierto que cuando decides ir a comer en sitios como McDonald’s u otros de comida rápida, es posible que pienses que tienes que escoger una ensalada, pero hay estudios que dicen que en todos estos lugares las ensaladas son peores que comerse en una hamburguesa con papas fritas. Esto pasa en otras cadenas como Burger King, Wendy’s y hasta Subway, que supuestamente es sano.

Si vas a preparar una ensalada en casa lo que te comas será mucho mejor, pero hay que tener claro algo: si reúnes los vegetales más frescos y deliciosos pero le colocas un aderezo comprado en el supermercado, lo más probable es que esté lleno de azúcar, grasas y todo esas cosas dañinas que quieres evitar cuando sales a comer en la calle.

Es importante que lleves una dieta llena de alimentos no procesados, frescos y hechos en casa, aunque lleven más trabajo. Aunque todo dependerá de las recetas que decidas seguir; algunas son más complicadas y consumen más tiempo y otras son más simples.

Para que tengas muchas ideas acerca de qué ensalada comer que sean de pocas calorías y fáciles de preparar en casa, además de tener un valor nutritivo alto, te hemos preparado esta entrada con 20 recetas de ensaladas bajas en calorías enlazando a los mejores sitios en español que se dedican a esto. Para ir a cualquiera de ellas haz click en el título de cada ensalada.

Ensalada de Gazpacho

ensalada de gazpacho

Capressa servida como nidos de mozarrella fresca

nidos de mozarella

Ensalada de brócoli y quinoa

brocoli quinoa

Ensalada de berenjenas asadas, queso feta y orégano

queso feta berenjenas

Ensalada de manzanas y queso de cabra

manzanas queso cabra

Ensalada de pollo al limón

ensalada de pollo al limon

Ensalada de pollo y piña

ensalada pollo piña

Ensalada de alcachofas, tomate y pimientos

alcachofas tomates

Ensalada tibia de lentejas y verduras

lentejas verduras

Ensalada de apio, avellanas y peras

apio peras

Ensalada de cintas de calabacín

cintas calabacin

Ensalada de canónigo y miel

canonigo miel

Ensalada de cuscús, queso y tomate

cuscus tomate

Ensalada de espinacas y piña

espinacas pina

Ensalada de hinojo

hinojo

Ensalada tricolor

ensalada tricolor

Ensalada de brócoli y espelta

brocoli espelta

Ensalada de arroz salvaje

arroz salvaje

Carpaccio vegetariano

carpaccio vegetariano

Ensalada de pimientos asados

pimientos asados