antes de ir a la peluqueria

Consejos antes de ir a la peluquería o estilista

Aunque las peluquerías deberían ser el centro de belleza más genial de la existencia, con frecuencia son los peores posibles. ¿Por qué? Simple: porque es muy difícil conseguir un estilista que realmente escuche lo que quieres hacerte, tanto así que salgas feliz del establecimiento, sin tener que gastar demasiado dinero más allá de tu presupuesto.

Sin embargo, hay algunos trucos que puedes seguir para que esto no sea un gran problema, todo lo contrario, manejes la situación y termines justamente con el color, el corte y demás como querías cuando recién habías entrado. Toma nuestros consejos para antes de ir a la peluquería.

estilista

Habla claramente

No uses terminología extraña que crees que funciona en esa peluquería porque la escuchaste en otra. Cada equipo habla distinto y puede ser que hayan confusiones si no entienden bien lo que dices. La mejor forma de comunicación para estos casos (y para muchos otros en la vida) es con tus propias palabras. Así que describe qué es lo que quieres sin usar un lenguaje extraño.

Es una exposición

Trata la experiencia de explicarle al estilista qué quieres como una exposición: explícate con cuidado, poco a poco y usa medios visuales para dejar claro tu punto. Es decir, lleva fotografías del corte exacto. Si consigues fotos donde se vea el corte por delante, los lados y por detrás, aún mejor. Esto es especialmente importante si quieres el corte de una celebridad porque suelen cambiar de estilo rápidamente dependiendo de las modas, así que puedes terminar con el cabello como lo que usaban en la temporada pasada.

Fotos para todo

Si te vas a pintar el cabello lleva también fotografías completas de todo: el tono que no te gusta, el que te encanta para usarlo ya y el que te gustaría probar más adelante. De esta manera, el colorista va a saber muy bien de qué le hablas cuando le dices que ese “color terroso” no te va a gustar. Recuerda que para él o ella, esas palabras pueden significar una cosa completamente diferente.

Antes de ir a la peluquería, habla con tus amigas

Usa como referencia lo que tus amigas se han hecho en el cabello recientemente. Si te parece que les ha quedado perfecto y que salieron justamente con lo que quería, entonces ve a ese estilista porque es muy posible que tú también tengas esa excelente experiencia.

No tengas miedo de hablar

Cuando te estés haciendo el corte o aplicando el color, no tengas miedo de decir si algo no te gusta. No los vas a ofender, eso es parte de su trabajo y deben hacer feliz a su cliente, que en este caso eres tú.

Publicado por

Renata Franco

Vivo con el Joker y un gato llamado Vampiro y otra bebé kitty llamada Nana. Trabajo de blogger a tiempo completo. Quisiera que me pagaran por cocinar y ver series. Amo la buena música y todos los días me vuelvo más misántropa. Puedes seguirme en mi Twitter, agregarme a Facebook o a Google. Visita mi blog.