5 disfraces de carnaval fáciles de hacer en casa

disfraz-clark-kent

Los carnavales ya están encima y con ellos la necesidad de buscar un buen disfraz. Los buenos disfraces no son baratos precisamente y aunque se pueden alquilar, ¿por qué no hacerlos en casa?

Además del ahorro pasarás un buen rato haciendo trabajos manuales, si puede ser con niños mejor, y tendrás la satisfacción de haber hecho tu disfraz con tus propias manos.

Vamos con los cincos disfraces fáciles para hacer en casa:

disfraz naipes cartas fácil

Disfraz de naipe. El disfraz de naipe es uno de los más sencillos de hacer y de los que mejor quedan si se hace bien. Para hacerlo necesitamos medir a la persona que se lo va a poner, y comprar dos trozos de tela texturizada de ese tamaño.

Esta tela trae espuma, lo que hace que no se deforme. Se unen los dos trozos y se pone algo para que se sujete a la persona, como por ejemplo unos tirantes. Luego basta con pintar los naipes con pintura negra.

disfraz de mendigo

Disfraz de mendigo. ¿Tienes ropa vieja en casa? Pues si es así es momento de reciclarla para hacer un disfraz de mendigo. Fíjate en alguna foto de un mendigo real y copia el estilo de la ropa. Rómpela y mánchala donde creas conveniente.

disfraz superman barato

Disfraz de Supermán. Podéis hacer un disfraz de Superman en casa con unos pocos elementos, siempre que el disfraz sea el de este superhéroe cuando se transforma de periodista a Superman. Una camiseta de superman, una corbata, chaqueta, un camisa y unas gafas de plástico o viejas y ya parecemos Clark Kent en el momento de transformarse.

disfraz indio barato

Disfraz de indio. Este es especial para niños y es muy socorrido si no tenemos mucho tiempo. Hay que comprar cartulinas de varios colores, en las que dibujaremos unas plumas. Medimos la cabeza del niño y hacemos una cinta de cartulina en donde pegamos las plumas. Un poco de maquillaje en la cara y ya tenemos el disfraz listo.

disfraz de hada baratodisfraces baratos para hacer en casa

Disfraz de hada. Todo un clásico entre las niñas. Nos hace falta cartulina blanca, pegamento y un par de metros de tul y dos cintas. Se corta la cartulina en forma de cono y se pega el tul por dentro u por fuera. Pegamos el sombrero a la medida de la cabeza de la niña y le colocamos un par de cintas, una dentro y otra fuera.