Hombres y mujeres envejecen de forma diferente

La naturaleza no entiende de igualdad entre sexos, por lo que cuando llega la madurez, o la vejez, nos damos cuenta de que tanto hombres como mujeres envejecen de forma muy distinta.

familia-hombres-mujeres-frente-envejecimiento_PREIMA20101012_0267_5

Si la cara es el espejo del alma, es en ella en donde más se nota la diferencia que tienen ambos sexos a la hora de envejecer, ya que hasta en las arrugas los hombres y las mujeres son distintos.

Esto es muy fácil de comprobar si os fijáis en vuestros abuelos o en cualquier familiar que haya pasado de los 55 años, edad a partir de la cual los estragos de la edad se hacen más visibles, sobre todo si no hemos cuidado la piel.

En las mujeres, las arrugas que predominan son las de expresión. Aparecen alrededor de los ojos (patas de gallo) y de la boca. Además, la piel del cuello se suele descolgar de forma muy evidente.

Por el contrario, en los hombres las arrugas que más destacan son las de la frente, ya que en ella aparecen arrugas en forma de surcos muy profundos, que serán aún más visibles si el hombre a trabajado al aire libre.

Otro problema de los hombres es la barbilla, la cual suele desaparecer debido a la piel que hay en la zona, y muchos terminan acudiendo al cirujano para inyectarse un relleno de gel, que la hace aparecer de nuevo.

Los problemas son distintos, así que las soluciones también lo son, y aunque los procedimientos son los mismos, la aplicación se hace de forma distinta en ambos sexos. Un ejemplo son las inyecciones de Botox, que se ponen en zonas distintas en hombres y en mujeres.

Para finalizar, si ambos tenéis problemas con las arrugas, podéis haceros un tratamiento conjunto, el cual está muy de moda en los USA. De esta forma se hace más amenos, y podéis recuperaros a la vez de las operaciones.

 

Un comentario en “Hombres y mujeres envejecen de forma diferente”

Los comentarios están cerrados.