preparacion de la piel

Cómo preparar la piel para el maquillaje

El secreto y la base de un maquillaje hermoso, es lograr una piel radiante y saludable. Como el estilista lava e hidrata el cabello antes de realizar el peinado, nosotras tenemos que preparar la piel para el maquillaje. A veces vemos en la calle espectaculares maquillajes de ojos pero las ojeras o algunos granitos mal cubiertos, lo opacan. Lavar, hidratar, corregir imperfecciones, son algunos de los secretos a seguir para lograr un cutis perfecto y luminoso. También debemos tomar en cuenta que el maquillaje tiene que ser duradero y eso lo logramos siguiendo los pasos a continuación.

Rostro limpio libre de bacterias

La higiene en el maquillaje es uno de los pasos más importantes, por ello debes tener tus herramientas de maquillaje, manos y piel limpias para evitar la proliferación de bacterias que traen como consecuencia barros, espinillas, e irritación. Utiliza espumas limpiadoras y tónicos según tu tipo de piel, en el post anterior te decimos cuál es el ideal para ti.

Hidrata

Todas las pieles; seca, mixta o la más grasa necesita de hidratación para que no pierda la flexibilidad, evitando así la resequedad y arrugas prematuras. Si tu piel es seca aplica crema hidratante en todo el rostro, y si es grasa solo en el área de los ojos y mejillas. Al tener la piel hidratada la base y los polvos durarán más tiempo.

Prebase y bases

preparación de la piel 2

Las prebases (primer) son geles generalmente con siliconas que cubren los poros abiertos, aplanando la superficie de la piel, preparándola para la base. Este producto hará que la base dure por muchas horas más. La base a aplicar debe ser del mismo color de la piel para que no se vea como una máscara y difuminarla muy bien desde el centro del rostro hasta el borde del nacimiento del cabello, orejas y cuello.

Correctores

Al tener la base bien difuminada sobre el rostro, podemos notar que no cubrió todas las imperfecciones. Granitos, manchas u ojeras aún son visibles, en esas zonas necesitamos aplicar algún tipo de corrector. Existen muchos colores de correctores y cada color sirve para cubrir algo en específico; el verde cubre rojeces, granitos y venitas, el amarillo elimina las ojeras profundas de color morado y el color piel (que sea máximo dos tonos más claros que tu piel) aporta luminosidad y cubre ojeras no tan pronunciadas. Para sellar la base y el corrector aplica con una brocha grande, polvo translúcido en todo el rostro y cuello.

Iluminación y bronceado

Esta opción le aportará a tu piel una textura luminosa y saludable. En este post encontrarás una guía paso a paso de cómo aplicar polvos bronceadores en la piel. Luego de eso puedes iluminar tu piel con algún iluminador especial en polvo o en crema, color rosa, beige, o blanco. Las zonas correctas para colocarlo son; el párpado fijo, el centro de la nariz, la esquina interna del ojo, el arco de cupido (sobre el labio superior) y en la parte alta de los pómulos.

Rubor o colorete

Coloca el rubor del color de tu preferencia sobre las mejillas. Un secreto para lograrlo, es sonreir y aplicar con la brocha para rubor, de abajo hacia arriba sobre la piel que sobresale de las mejillas.

Melissa nos trae un video detallado de cómo preparar la piel para el maquillaje.

Publicado por

Melissa Almao

Blogger, maquilladora y manicurista profesional. Amante del cine, el café y los gatos. Puedes seguirme en Twitter o visitar mi web personal.