¿Te has quemado con los primeros rayos de sol? El Aloe Vera es la solución

Todas conocemos la importancia de protegernos de los rayos del sol, tanto para evitar enfermedades graves como el melanoma, como para evitar que el sol deshidrate y envejezca nuestra piel de forma prematura.

aloevera

Aún así, es posible que os hayáis descuidado, debido a que el verano ha llegado de golpe este verano. De esta forma, alguna de vosotras seguro que se ha quemado el cuello o los brazos, que suelen ser las zonas más expuestas.

Una vez que el daño está hecho, es hora de paliar las molestias, que vienen en forma de picos y escozor en toda la zona. ¿Cómo paliar los síntomas? Lo mejor es hacerlo de una forma natural y económica, con la planta del Aloe vera.

Esta es una planta que se ha hecho muy popular y que podemos tener en casa para estas situaciones, pero que tiene muchos usos. Se cultiva de forma muy sencilla, y sólo hay que tener cuidado para no exponerla a temperaturas bajas.

Si le ponéis una maceta grande, la planta se hace enorme, y llega a parecer más un pequeño arbusto que una planta. Con esto quiero decir que no es una planta difícil de cultivar.

Una ver terminada la clase de jardinería, para aliviar nuestras quemaduras tenemos que hacer lo siguiente. Supongo que ya tenéis la planta, así que arrancáis una hoja o penca.

La peláis, y con una cuchara o un cuchillo sacáis la pulpa, que es como un gel de color blanco. Esto es lo que tenéis que aplicaros en la quemadura, y al instante notareis una sensación de alivio y frescor.

Una penca tiene mucho gel, por lo que para conservarlo lo podéis guardar en un túper en el frigorífico, para ir aplicándolo poco a poco a medida que lo necesitéis.

Para terminar, si no tienes una planta de Aloe vera te recomiendo que la compres, ya que su pulpa tienen muchísimos usos en cosmética.