Cómo adelgazar sin ir al gimnasio

A veces nos damos excusas para perder peso que parecen raras, pero para cada quien son importantes, por lo que nos detenemos para llegar a la meta que deseamos. Por ejemplo, a mi no me gustan los gimnasios, me parece un ambiente desagradable que me incomoda muchísimo, por lo que prefiero evitarlo por completo. Esto no quiere decir que debo dejar de hacer actividad física, todo lo contrario, debo tener aún más disciplina para hacer otras cosas que me gusten más, que me hagan feliz y que me mantengan ansiosa para la próxima sesión porque realmente lo disfruto.

Si tienes el mismo problema, entonces necesitas estos consejos para perder peso sin ir al gimnasio, y créeme, existen muchas otras cosas que puedes hacer. Sólo debes buscar la más adecuada para ti.

odio el gimnasio

Natación

Una de las formas más geniales para perder peso es la natación porque para muchos será una buena manera de hacer actividad física sin sudar, si esto es algo que te parece molesto. Además, es excelente para darte resistencia en todo el cuerpo y endurecer muchos músculos, especialmente los de las piernas, los brazos y la espalda. Otro gran beneficios es que estás flotando literalmente, así que no será terrible para los pies, las piernas y los tobillos porque no pondrás el peso sobre ellos. Esta actividad puedes hacerla con amigos, en una clase, o llevando a toda la familia contigo.

Manejar bicicleta

Además de ayudar al medio ambiente porque siempre vas a andar en bicicleta en vez de un auto, este ejercicio es bueno para todo el cuerpo y te ayudará a quemar calorías rápidamente, especialmente si te aseguras se subir alguna colina que te haga poner en practica esos músculos que necesitan un poco de trabajo. Toda la parte bajo de tu cuerpo, como los glúteos y las piernas, se verán mejor que nunca y será excelente para la salud del corazón. Y, finalmente, sólo tienes que invertir en la bicicleta una sola vez y no todos los meses, como en el gimnasio.

Bailar

Bailar es una forma excelente de perder peso y es completamente recreacional; te divertirás como nunca, si este es el tipo de cosas que te gusta hacer. Cualquier tipo de baile que decidas hacer será bienvenido y podrás quemar calorías, hacer que tus músculos se endurezcan y sobre todo, rendir físicamente porque necesitas estar mucho tiempo en movimiento.

Quédate en casa

Si no quieres salir no tienes excusa para dejar de ejercitarte, porque así sea practicando yoga o cualquier otro ejercicio, puedes hacerlo con un poco de espacio o quizás saliendo al jardín para aprovechar el aire libre. Si no sabes que hacer, entonces sube y baja lo escalones o sácale provecho al Internet donde existen miles de vídeos con rutinas para personas que también han decidido quedarse en casa.

8 postres sanos para comer cuando te sientas ansiosa

Toda mi vida he estado peleando con mi peso y la verdad es que ahora, cercana a los 30 años de edad, me he dado cuenta que mi problema no es comer mal o bien porque puedo seguir una dieta vegetariana baja en grasas pero igual de deliciosa, mi problema real es el azúcar, esa sustancia deliciosa que se puede convertir en una adicción porque está para eso.

En el pasado he intentando hacer dietas una y otra vez donde dejo los dulces por fuera completamente o me doy permiso de comer un poco en cualquier presentación luego de una semana larga donde haya cumplido con mis otros metas. Sin embargo, esto no es lo más simple porque siempre termino recayendo porque me hace falta un poco más de azúcar con esa regla que tenemos de comer el plato salado y finalizar la velada con un buen postre, o con las ansías que te dan en la tarde de comerte algo dulcito y lleno de carbohidratos.

Esto me ha llevado a la conclusión de que debo aceptar que soy así, amantes de los dulces y en un tono más profundo, la vida es demasiado corta para hacer dieta tras dieta para perder peso. ¿La solución? Seguir comiendo dulces pero volverlos más sanos, bajos en calorías, o probar otras opciones que cumplan con las mismas características.

Así es como di con un brownie bajo en calorías que no lleva azúcar, no huevos, ni mantequilla, así que cada rebanada que comas no llega ni a las 100 calorías. Pero esta no es la única opción. Veamos que otros postres bajos en calorías puedes incorporar en tu dieta para que siempre te des un gusto y mates esa ansiedad de las tardes. Eso sí, recuerda que nada en exceso.

fresas cubiertas de chocolate

  1. Fresas cubiertas de chocolate. Un postre súper sexy y con pocas calorías. La idea es que uses chocolate oscuro porque tiene poca o nada de azúcar y así bajarás la cantidad de calorías. Cúbrelas y mete en el refrigerador hasta que estén duras.
  2. Palomitas de maíz dulces. En vez de ponerlas en caramelo, que es azúcar únicamente, agrega 1 cucharada de mantequilla de maní y un poco de cacao amargo en polvo por encima. Si quieres puedes sustituir la mantequilla por otra opción que también está llena de proteínas, la nutella.
  3. Pudin sin calorías– Compra pudin instantáneo y prepara con leche de soja o de almendras para bajar las calorías y las grasas.
  4. Bananas achocolatadas y congeladas. Siguiendo la idea de las fresas, toma rebanadas de bananas y cubre con chocolate oscuro. Mete luego en el congelador y come como si fueran helado.
  5. Batidos. Cualquier batido con frutas, vegetales y demás ingredientes irá muy bien para desayunar o merendar. Recuerda que debes usar frutas que lo endulcen, como las uvas, o un edulcorante natural como stevia. También puedes optar por agave o miel.
  6. Frutas frescas. Si eres amante de las frutas como yo, es una buena opción. Y si tienes varios tipos a la mano, corta en cubos y prepara una ensalada.
  7. Helado de bananas. Congela una banana y cuando esté como una piedra mete en una licuadora o un procesador de alimentos que sea potente. Se creará un helado muy cremoso que no necesitará nada más.
  8. Paletas de helado de frutas. Otra idea de postres fríos fácil de hacer con puré de frutas y algo que lo endulce. Mezcla con agua y congela.

6 sustitutos de comida para cortar la cantidad de grasa que comes

Si has decidido bajar la cantidad de grasa que consumes, ¡felicidades!, esto es una paso que todo el mundo debe tomar para mejorar su salud en general y para perder peso. Comer demasiadas grasas sólo causan obesidad y enfermedades del corazón principalmente, por lo que no es lo más sano que puedes hacer.

Hay muchas maneras y sustitutos de comida que harán que dejes de comer tantas grasas pero sin dejar alimentos a un lado. Veamos cuáles son.

Lácteos bajos en grasa

Desde leche descremada, pasando por yogurt y quesos ligeros, todos serán una buena manera de evitar comer muchas calorías y muchas grasas saturadas, que son las peores que existen. No tienes que dejar de comer estos ingredientes, pero trata de evitar los más grasosos así sea cocinando en casa o comiendo afuera.

Escoge cortes magros de carne

La carne suele tener un gran contenido de grasas. Es por esto que comiendo cortes más magros lograrás evitarla. Por ejemplo, trata de comprar pechuga de pollo y pescados que suelen ser los que tienen menos. Si vas a comer carne de res o de cerdo, trata de comprar lomo, que es más costoso, pero tienen menos grasas.

mantequillas

Más comidas caseras, menos comida rápida

Realmente para chicas que llevan una vida intensa, la comida rápida es algo que te da facilidad pero también es pésima para la salud porque tiene pocos nutrientes y muchas grasas. Si vas a comer afuera y quieres algo rápido, trata de comer en un sitio que tengan menú diario para el almuerzo, intenta con un restaurante nuevo que ofrezca comida hecha desde cero, que sea más casera.

Come frutas en vez de golosinas

Si tienes muchas ganas de comer algo dulce, como un pastel o unas galletas que tienen un alto contenido de grasas, trata de comer algo que también se nutritivo como frutas o una barra de granola. Ambos serán dulces pero tendrán casi nada o poca grasa. También puedes comer chocolate oscuro, que no contenga azúcar refinada ni tampoco leche añadida porque estos ingredientes son los que hacen que se vuelva poco sano.

Usa aceite en aerosol

Para evita el uso de mucho aceite al cocinar, trata de evitar la botella de siempre y comprar el aceite en aerosol. De esta manera, la comida no se va a pegar cuando la cocines, pero tampoco usarás demasiada grasa.

Usa otros alimentos untables

En vez de usar mayonesa, por ejemplo, usa un aguacate que esté justo en su punto. Le dará la misma consistencia, un buen sabor y tendrá grasas buenas. Si quieres mantequilla en tu pan tostado en la mañana, evita la que está hecha con lácteos y opta por mantequilla de manzanas, de almendras o de maní. Para los emparedados puedes usar mostaza o hummus, que serán buenas soluciones además del aguacate.

Cómo perder peso con una dieta vegetariana

Como sabes, una persona vegetariana es aquella que no come carne roja, ni pollo, ni pescado. Prácticamente no come casi ningún producto animal, solamente huevos y/o lácteos. Al leer esto, se pensaría de inmediato que alguien que deja de comer carnes bajaría de peso rápidamente porque estaría dejando una gran cantidad de calorías y grasas a un lado.

Estas ideas no son de todo ciertas; ser vegetariano o seguir una dieta como esta por un tiempo, no es lo mismo que comer de forma sana, al contrario, existen muchas personas que por desinformación o falta de opciones, terminan comiendo peor que alguien que come carne, lo que hace que no pierdas peso y, en algunos casos, hasta ganes más del que tenías al comenzar.

Ser vegetariana no es lo mismo que comer sanamente

"Los peces son amigos, no comida". Imagen tomada de: deviantART
“Los peces son amigos, no comida”. Imagen tomada de: deviantART.

La idea del vegetarianismo siempre me ha gustado, como amante de los animales que soy y como alguien que tiene una relación complicada con la comida. Durante el 2013 traté de seguir una rutina de alimentación para cambiar mis hábitos y reestructurar la que ya tenía.

Luego de un par de meses me di cuenta de algo que ya sabía pero que no había experimentado: sólo porque no se coma carne no quiere decir que se tendrá perdida de peso o una vida más sana en general. De hecho, frecuentemente, algunos vegetarianos prefieren comerse algunas galletas con un vaso de jugo porque no quieren molestar al que está cocinando con recetas apartes, o porque no hay una solución para que ellos coman en el lugar restaurante donde están.

Por otro lado también hay un problema grande: si toda la vida has pensado que una comida balanceada consiste en un plato con un carbohidrato, vegetales y un trozo de carne como fuente de proteínas, ¿ahora qué debería contener el plato para cumplir con estas exigencias? Ser vegetariana requiere que se estudie muy bien de dónde provienen las proteínas ahora que no puedes comer carne, ya que son la parte más importante para que comas de forma balanceada.

Si no conoces bien de dónde obtener proteínas y cómo hacer comidas completas, terminarás comiendo platos cargados de carbohidratos que no te harán perder peso, sino todo lo contrario.

Yo me vi en esta situación constantemente, lo que es terrible porque hace que el cambio sea cuesta arriba. Necesité estudiar muy bien qué fuentes de proteínas tenía, qué recetas podía hacer en casa, y qué opciones tenía para comer en cada restaurante que visitaba, algo que era muy importante para mi porque me gusta mucho probar distintos lugares.

¿Cuáles son las fuentes de proteínas?

Aunque usualmente las personas no lo creen, existen muchas maneras de obtener proteínas completamente vegetarianas y tan buenas, o mejores incluso, que las animales. Veamos algunas gracias al gráfico siguiente.

proteinas-vegetarianas

Además de estos mencionados aquí hay muchos otros, como por ejemplo:

  • Frutos secos: maní, nueces, almendras.
  • Legumbres: fríjoles o porotos de cualquier color, garbanzos, lentejas.
  • Cereales: la famosa quinoa y las semillas de chia, por ejemplo.
  • Derivados de la soja: leche de soja, carne de soja.

Porqué ser vegetariana de forma correcta te hará perder peso

calorias vegeterianas

Dejo la imagen de aquí arriba para explicar con cuidado cuál es la idea. Si te comes un plato lleno de vegetales, sin carnes y con poca grasas, notarás que puedes comer más, pero cuando vayas por la mitad de ese plato ya estarás muy llena. Así, en teoría, deberías consumir menos calorías si sigues una dieta vegetariana que sí sea sana y balanceada.

¿Y los dulces?

Otra cosa que decidí hacer durante estos meses, era dejar de comer dulces porque el azúcar es muy dañina y altamente adictiva. Sin embargo, mi paladar seguía queriendo comer algo como esto, por lo que decidí preparar mis propios postres en casa y evitar absolutamente todo lo procesado y empacado. Es decir, ¿quieres una galleta? hazla en casa, usa stevia para sustituir lo dulce e incluso prueba con una receta vegana.

Las recetas veganas de pastelería son fabulosas porque no usan mantequilla, ni huevos, ni azúcar procesada, por lo que te das un gusto sin demasiadas calorías. Eso sí, si has decidido investigar acerca de estas recetas, ve con la mente abierta porque posiblemente verás algunos sustitutos muy extraños que no suenan nada apetitosos. No te preocupes, quedan mucho mejor de lo que piensas.

¿Por dónde comienzo?

Lo primero es investigar muy bien al respecto para que sepas qué opciones tienes. Esto rutina no es para todos, así que intenta leer tanto como sea posible o hasta que estés satisfecha con la información que tienes. Recomiendo leer recursos de sitios como HazteVegetariano o Vegetarianismo.net.

Para probarte si realmente puedes estar sin comer carne, únete a la iniciativa del lunes sin carne, que consiste en comer solo vegetales durante el día entero cada lunes de cada semana. Puedes intentar hacer estos un mes entero, a ver si las recetas que consigues y que pruebes te parezcan buena.

Las 5 resoluciones de año nuevo que deberías hacer para perder peso

El mes de enero es el mejor para todos los gimnasios del mundo. ¿Por qué digo esto? Simplemente porque muchas personas tienen como resolución en el año nuevo que deben perder peso y hacer más ejercicio, o, al menos, bajar los kilos que subieron durante diciembre con todas las delicias que comieron.

El problema con esto es que cuando llega febrero, muchas chicas (y chicos también), han olvidado la promesa que se han hecho y es necesario que la recuerden. Para esto debes tener un poco más de estructura, sabiendo exactamente qué debes lograr. Es por esta razón que he decidido crear una lista de 5 resoluciones que se deben seguir durante el 2014 para adelgazar y vivir una vida más sana en general.

1. Come más de una ración de vegetales al día

Si comes más vegetales o frutas al día, servirán de reemplazo para otros alimentos que tienen más calorías, más grasas y que, por lo tanto, son más dañinos. En otras palabras, puedes cortar bastante las calorías si comes más vegetales que haciendo cambios más intensos como dejar los carbohidratos completamente.

2. Haz 30 minutos de pesas por cada 30 minutos de cardio

Es obvio que hacer cardio va a quemar muchas calorías, muchas más que si haces pesas solamente, pero lo ideal es que hagas las dos como una combinación porque la segunda actividad te pondrá el metabolismo a volar y evitará que la rutina se te haga aburrida, además de estancarte.

3. Come pescado todos los viernes

A menos que seas vegetariana, trata de comer pescado todos los viernes. Crea una regla para ti para que evites comer carne o pollo que tienen más calorías y grasas. Para ponerlo en perspectiva, si todos los viernes comes un pescado ligero, eliminarás unas 9360 calorías de tu dieta cada año. Además, las grasas y el omega 3 dele pescado son buenos para el corazón y el cerebro.

4. Acuéstate y levántate todos los días a la misma hora

Al cuerpo le gusta la rutina y la consistencia. Esto es lo mejor que puedes hacer si quieres descansar correctamente, lo que hará que te despiertes llena de energía, que a su vez te hará más productiva y te bajará la cantidad de estrés, evitando que comas de más. Por otro lado, es una buena manera de volverte una persona matutina, lo que tiene muchas ventajas.

5. Elimina los ingredientes dañinos

No es que dejes de comerte una hamburguesa o un emparedado, es que elimines el queso cuando lo hagas. ¿Las ensaladas te encantan? Muy buen, pero no las comas con pan tostado o croutons. Y si quieres usar algo para darle humedad, evita la mayonesa, es preferible la mostaza o un aguacate que esté bien maduro.

5 razones por las que todavía tienes sobrepreso

Estás tratando de hacer ejercicio todos los días aunque sea por media hora, te decides por las comidas que parecen más sanadas y te pesas todo el tiempo a ver si has perdido esos kilos de más. Sigues pensando "tengo sobrepeso, quiero adelgazar, ¿por qué no lo logro?".

Esta misma situación la viven muchas mujeres y es algo común; para algunas es más difícil que para otras y es posible que estés haciendo muchas cosas bien. Sin embargo, hay cosas que pueden estar interponiéndose en tu camino para perder peso, para bajar esos kilos que tanto que molestan y las medidas que no te dejan ponerte la ropa que quieres. Quizás no te estés dando cuenta, pero eso pasa. Estas son las 5 razones por las que sigues teniendo sobrepeso.

1. No tomas agua

tomar agua

Además de mantenerte hidratada, tomar agua será una forma de perder peso, según dicen algunos estudios recientes. La razón es muy simple y no es nada mágica: si te llenas de agua antes de comer sentirás menos hambre y, por lo tanto, comerás un poco menos. Además, si incorporas alimentos llenos de agua en tu comida también te llenarás aún más rápido. Si tomas agua fría tu metabolismo se acelera y así evitarás por completo las bebidas azucaradas.

2. Pasear el perro no es suficiente

pasear al perro

Si sales a pasear a tu perro durante 15 minutos todos los días está muy bien para mantenerte en movimiento, pero esto no es suficiente si quieres perder peso de una manera más dramática. La cantidad de calorías que vas a quemar con esta pequeña caminata es muy poca, así que cuenta que tienes que hacer al menos media hora de ejercicios de alto impacto para que funcione. Haz algo como trotar, senderismo, manejar bicicleta al aire libre o ir a clases de spining.

3. Comes demasiados alimentos sanos

nueces y aguacate

Comer cosas como nueces, aguacate, pasta integral o chocolate oscuro son excelentes para tu dieta porque son nutritivos, sanos, naturales y te mantendrán llena y sin antojos. El problema llega cuando comes demasiado de estos. Por ejemplo, si te comes un aguacate entero estarás consumiendo 200 calorías, lo que es bastante en un sola comida si tratas de cuidarte.

4. Eliminas un grupo alimenticio completo

mujer comiendo pasta

Muchas mujeres piensan que para perder peso deberán dejar de comer carbohidratos como pasta, pan o arroz. De esta forma, que parece automática, dejarán de consumir tantos calorías. La teoría es cierta, sí comerás menos calorías, pero no es correcto ni tampoco sano. Lo ideal es que controles las porciones y sigas comiendo todo lo que sea posible, incluso los carbohidratos que tanto odias. La realidad es que tu cuerpo los necesita y eso no podrás cambiarlo.

5. No duermes suficiente

mujer durmiendo

Se ha comprobado que no dormir suficiente tiempo hará que engordes. Y si no te conviertes en una persona matutina se te hará más difícil seguir una rutina de alimentación sana y ejercicios, simplemente porque siempre vas a estar muy cansada para seguirla, se te bajará la productividad y el tiempo no te rendirá.

3 consejos para perder peso que están comprabados científicamente

¿Pareciera que los consejos para perder peso y las dietas cambian todos los días? Sí, a veces puede ser abrumador la cantidad de ideas que comparten tus amigas y que lees en Internet de nuevas formas para adelgazar. Pero, ¿valen la pena? ¿funcionan?

perder peso

Lo mejor es acatarse a todos los métodos que hayan sido comprobadas, que sean irrefutables y que te hagan sentir segura de que sí perderás peso con ellos. La ciencia es tu amiga si quieres perder peso y no perder tu tiempo, dinero y dedicación en cosas que no van a funcionar. Estos son 3 consejos para perder peso que están comprobadas científicamente.

Continúa leyendo 3 consejos para perder peso que están comprabados científicamente

Los 10 mandamientos de perder peso

Si quieres perder peso estos 10 mandamientos te ayudarán para cumplir con tu meta. Adelgazar no se trata de hacer dietas ultra rápidas, tomar pastillas u otras sustancias o dejar de comer. Tampoco tienes que pasar miles de horas en el gimnasio. Lo que tienes que hacer es adaptarte a un nuevo estilo de vida y cambiar el funcionamiento usual de tu cuerpo.

Estos 10 mandientos para perder peso te ayudarán a olvidar todos esos métodos exagerados y obsesivos que solo te harán daño.

Mandamientos de perder peso

  1. No comas como tus amigas, come como tú. Si has oído a tu amiga o compañera de trabajo que ha probado una dieta perfecta, no le hagas caso. Cada quien pierde peso a su manera, y debes conseguir la tuya.
  2. Come alimentos “limpios”. Esto quiere decir que evites todo lo refinado o procesado. Mientras más natural sea la dieta, mejor para ti y eso incluye dejar el azúcar y el exceso de grasas.
  3. Aprende a cocinar, porque es la mejor forma de saber qué lleva lo que comes, y así balancear muy bien los nutrientes que necesitas.
  4. Come muchas cosas verdes, porque son excelentes para ti, para tu piel, para el cabello y para perder peso. Casi no tienen calorías y te mantendrán llena.
  5. No uses una escala, bótala si es posible. No tienes que obsesionarte con cuántos kilos has bajado, sólo debes saber que tu vida está cambiando.
  6. Haz ejercicio, cualquiera que te guste, pero hazla. La dieta es más importante que el ejercicio pero deben ir juntos.
  7. No cuentes tantas calorías, pero no te excedas con la cantidad de comida. Contar calorías te hará obsesionarte.
  8. Toma muchísima agua, con limón o con naranja, también sola. No importa como sea, pero toma para mejorar la salud en general.
  9. Come proteínas siempre, durante cada comida. Es importante para que pierdas peso y porque tendrá un buen efecto en el cuerpo. Las proteínas vegetales son más sanas.
  10. Baja la cantidad de estrés, porque así no comerás de más por cambios hormonales o en la cantidad de azúcar en la sangre.

Recetas sencillas para Halloween

Vaya por delante que odio Halloween, ya que me parece otra estupidez más que hemos copiado de los Estados Unidos, pero comprendo que si tienes niños no te queda más remedio que celebrar este día, y lo mismo si tu grupo de amigos decide disfrazarse.

Por eso, os traigo algunas recetas sencillas, para que podáis sorprender a los niños, a vuestras amistades o a vuestras familias, sin tener que esforzaros demasiado, ni pasar un día entero en la  cocina.

Podemos empezar con las recetas de gelatina. Como ya sabréis, en todos los supermercados tenemos cajas con sobres de gelatina, que se hacen en unos minutos con agua. Aquí, el truco está en comprar un molde para gelatina con motivos de Halloween. He visto uno de una mano que es increíble, y más si elegimos gelatina roja, ya que parece una mano humana cortada.

Otra de las recetas es la de las arañas, que además de ser muy fácil y vistosa, el resultado es muy agradable al paladar. Es tan sencillo como comprar mozarella, queso rallado en hilos, vinagre de Módena y unas pajitas de las que se comen como aperitivo.

spider_02

Coges la mozarella, y la envuelves en hilos de queso rallado, que se quedan pegados a este queso fresco. Con el vinagre de Módena vas a hace los ojos y con las pajitas haces las patas. Si tienes niños, disfrutarán muchísimo haciendo este plato.

La última receta es la de los gatos de Halloween, y también es fácil de hacer. Para empezar necesitamos unas manzanas de pequeño tamaño, que vamos a cubrir con crema de cacao, y luego vamos a cubrir con fideos de chocolate, de los que usan en las tartas.

A continuación, tenemos que ponerles las orejas, ojos, nariz y bigote. Para ello, usaremos caramelos, trozos de dulces, o cualquier cosa que tengamos a mano. Aquí la imaginación manda. Para terminar, pincharemos las manzanas en un palo, y ya tenemos unos gatos tenebrosos y a la vez deliciosos.