6 sustitutos de comida para cortar la cantidad de grasa que comes

Si has decidido bajar la cantidad de grasa que consumes, ¡felicidades!, esto es una paso que todo el mundo debe tomar para mejorar su salud en general y para perder peso. Comer demasiadas grasas sólo causan obesidad y enfermedades del corazón principalmente, por lo que no es lo más sano que puedes hacer.

Hay muchas maneras y sustitutos de comida que harán que dejes de comer tantas grasas pero sin dejar alimentos a un lado. Veamos cuáles son.

Lácteos bajos en grasa

Desde leche descremada, pasando por yogurt y quesos ligeros, todos serán una buena manera de evitar comer muchas calorías y muchas grasas saturadas, que son las peores que existen. No tienes que dejar de comer estos ingredientes, pero trata de evitar los más grasosos así sea cocinando en casa o comiendo afuera.

Escoge cortes magros de carne

La carne suele tener un gran contenido de grasas. Es por esto que comiendo cortes más magros lograrás evitarla. Por ejemplo, trata de comprar pechuga de pollo y pescados que suelen ser los que tienen menos. Si vas a comer carne de res o de cerdo, trata de comprar lomo, que es más costoso, pero tienen menos grasas.

mantequillas

Más comidas caseras, menos comida rápida

Realmente para chicas que llevan una vida intensa, la comida rápida es algo que te da facilidad pero también es pésima para la salud porque tiene pocos nutrientes y muchas grasas. Si vas a comer afuera y quieres algo rápido, trata de comer en un sitio que tengan menú diario para el almuerzo, intenta con un restaurante nuevo que ofrezca comida hecha desde cero, que sea más casera.

Come frutas en vez de golosinas

Si tienes muchas ganas de comer algo dulce, como un pastel o unas galletas que tienen un alto contenido de grasas, trata de comer algo que también se nutritivo como frutas o una barra de granola. Ambos serán dulces pero tendrán casi nada o poca grasa. También puedes comer chocolate oscuro, que no contenga azúcar refinada ni tampoco leche añadida porque estos ingredientes son los que hacen que se vuelva poco sano.

Usa aceite en aerosol

Para evita el uso de mucho aceite al cocinar, trata de evitar la botella de siempre y comprar el aceite en aerosol. De esta manera, la comida no se va a pegar cuando la cocines, pero tampoco usarás demasiada grasa.

Usa otros alimentos untables

En vez de usar mayonesa, por ejemplo, usa un aguacate que esté justo en su punto. Le dará la misma consistencia, un buen sabor y tendrá grasas buenas. Si quieres mantequilla en tu pan tostado en la mañana, evita la que está hecha con lácteos y opta por mantequilla de manzanas, de almendras o de maní. Para los emparedados puedes usar mostaza o hummus, que serán buenas soluciones además del aguacate.

Dieta de 1200 calorías al día

Existen muchas dietas en el mundo, pero algunas son bastante peligrosas para el cuerpo. Lo ideal es comer balanceado y no sobrepasarse con la cantidad de calorías que se ingieren. Si no sabes contar calorías, no hay problema, puedes conseguir una dieta que organice la cantidad que necesitas para manejar tú día.

banana y avena

Usualmente se supone que hay que comer unas 2000 calorías por día, especialmente si haces ejercicios, pero si quieres perder peso y atacar la grasa, lo ideal es que comas unas 1200 diariamente. Esto cambia un poco en el caso de los hombres que necesitan al menos 1500 diarias porque gastan más energía que nosotras.

Continúa leyendo Dieta de 1200 calorías al día

¿Cómo te hace engordar el alcohol?

Hay muchos mitos sobre el alcohol y las dietas, sobre todo referidos a la cerveza y a la barriga cervecera de los hombres. Por eso, hoy te voy a hablar de cómo y por qué te hace engordar el alcohol.

Imagen 2

Aunque pueda parecer una obviedad, el alcohol te hace engordar porque tiene calorías. Esto es muy simple, pero hay gente a la que se le olvida que cada vez que se beben una cerveza están metiendo calorías a su cuerpo, al igual que pasa cuando se toma chocolate o un dulce.

Es evidente que tomar una cerveza o una copa de vez en cuando no nos hace engordar, y el problema viene cuando se convierte en costumbre, por ejemplo todos los días al salir del trabajo, con los amigos o los fines de semana.

Y es que algo tan inocente como una cerveza tiene 100 calorías, y eso si hablamos de lo que en España conocemos como botellín. Si lo que te bebes es un tercio o una pinta la cantidad de calorías es aún mayor.

Así, una caña o botellín a diario, al final de la semana suma 700  calorías, que siempre son más porque la cerveza se suele tomar con un aperitivo o tapa, por lo que es fácil que al final de la semana estés sumando 1000 calorías o más a tu dieta.

Lo mismo ocurre con las copas, que tienen incluso más calorías que la cerveza, ya que su graduación es mayor y se suelen beber combinadas con un refresco, por lo que las calorías suben.

Está claro que en muchas ocasiones no te queda más remedio que acudir a un bar con los amigos o compañeros de trabajo, así que cuando vayas trata de beber algo sin alcohol, como un refresco light, un zumo o una cerveza sin alcohol.

Cuando llegues a casa, ten en cuenta las calorías que has consumido para eliminarlas de la dieta, y de esta manera conseguirás no engordar.