Cómo hacer champú seco casero

Aunque no todo el mundo lo conoce, existe algo llamado “champú seco” que, como lo indica su nombre, se trata de un producto que “lava” tu cabello, o sería más correcto decir que lo limpia, sin la necesidad de mojarlo y enjuagar ni nada por el estilo. Esto es perfecto para aquellas chicas que tienen el pelo larguísimo y que no quieren dedicar mucho tiempo en volverlo a secar y darle estilo, lo cual puede ser muy tedioso especialmente durante los días de la semana cuando hay que ocuparse de miles de cosas en la rutina.

A pesar de que su nombre sea confuso, el champú seco es una buena solución por su versatilidad y porque te ayuda si tienes el cabello muy dañado o con caspa. De esta manera dejas que la grasa natural del cabello se mantenga y ni siquiera lo tienes que mojar, lo que también puede causar problemas en el cuero cabelludo por un agua que tenga muchos minerales o que se use demasiado caliente.

champu seco

El champú seco lo puedes comprar en una tienda de estilistas o en una farmacia en algunos países donde sea más conocido. Viene en atomizador, como si fuese un desodorante, pero también hay otros que son como un polvo que puedes remover con una toalla o algo similar. Lo ideal es que lo apliques y lo dejes reportar aunque sea por un par de minutos para que actúe en un cabello seco, nunca en cabello húmedo. Si ves que te quedan residuos blancos en el cabello, solo tienes que usar una toalla o remover con un cepillo.

Champú seco casero

El champú seco en polvo lo que hace es absorber la grasa extra del cabello y hay varias sustancias que puedes usar como sustituto: talco para bebés, bicarbonato de sodio y almidón de maíz.

Para preparar comienza buscando un lugar donde guardarás el nuevo champú que estarás haciendo. Coloca una bolsa pequeña dentro de un vaso para que sostengas ahí todos los ingredientes y sean más fáciles de guardar en una botella de vidrio o plástico. Ahora esto es importante: deberás cambiar un poco los ingredientes dependiendo del color de tu cabello. Así:

  • Para cabello claro mezcla 1/4 de taza de almidón de maíz con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Si quieres agrega un par de gotas de aceite esencial para darle olor.
  • Para el cabello oscuro mezcla 2 cucharadas de cacao en polvo (el que es amargo y no contiene ni azúcar ni leche), 2 cucharadas de almidón de maíz y un par de gotas de aceite esencial.

Para aplicar cualquiera de los dos usa una brocha grande de maquillaje. Usando el champú seco que venga mejor con el color de tu cabello hará que pase desapercibido sin muchas preocupaciones.

¿Conoces el champú seco?

Muchas de vosotras seguro que pensáis que sólo os podéis lavar el pelo a la manera tradicional, pero la cosmética no para de avanzar, y ahora en el mercado está disponible el champú seco.

champu-seco-schwarzkopf-L-DgVWVX

En verano, el pelo se ensucia más que nunca debido sobre todo al sudor, algo que acusan más las mujeres que tienen el pelo graso, por lo que es posible que a mitad del día, y a pesar de haberse lavado el pelo en casa al salir, se encuentren con que su pelo está sucio.

Muchas de vosotras lleváis maquillaje en el bolso, y ahora en verano también toallitas refrescantes, que sirven para limpiar el sudor, que es inevitable si estamos a la intemperie en estas fechas, por lo que podéis añadir un pequeño bote de champú seco a vuestro arsenal de belleza para el verano.

Este tipo de champú tiene un uso muy sencillo, y no necesitas ni espejo ni un sitio cerrado para usarlo. Para hacerlo, sólo tienes que aplicarlo sobre el pelo y cepillar unos minutos después.

El champú seco se presenta en botes de pequeño tamaño, con pulverizador, por lo que se puede llevar en el bolso siempre a mano para cuando notes que tu pelo no está como debería estar.

Hay muchas marcas en el mercado que tienen este producto, con unos precios muy bajos, por lo que el dinero no es un problema a la hora de usarlo. Quizá la marca más conocida que tiene este producto es Garnier, cuyo champú seco se vende bajo el nombre de Instant Fresh, con un precio de 4,75€ el bote.

También hay champú de mejor calidad, y más caro, como por ejemplo el champú de Klorané, con leche de avena y que está formulado para un uso frecuente. Se puede encontrar a la venta por 11,80€ el bote.