6 consejos para comenzar a correr

¿Siempre quisiste correr para hacer ejercicio pero no sabes por dónde comenzar? No es tan difícil, pero sí existen algunas cosas que debes saber para iniciarte en este mundo y mantenerte motivada, sin hacerte daño en los pies, y permitiendo que tu cuerpo se acostumbre. Veamos los consejos a continuación.

comenzar a correr

  1. Invierte en unos buenos zapatos. Esto es muy importante porque si no los usas tus pies se verán muy afectados por este tipo de ejercicio. No escojas los zapatos por el color o el estilo, trata de buscar unos que sean recomendados por expertos. Puede que no salgan baratos pero durarán.
  2. Está preparada. Deberás sentirte bien, feliz, cómoda cuando corres y para esto tienes que planear con calma desde antes, desde el lugar donde vas a correr, la ropa que usarás ese día y qué vas a comer.
  3. Comienza lentamente,. Lo ideal es que la primera semana camines 4 minutos y corras 2 minutos, luego repitas esto unas 3 o 4 veces, Cuandi tu cuerpo se sienta mejor, o al cabo de una semana, comienza a bajar la cantidad de tiempo que caminas y aumenta la cantidad de tiempo que corres hasta que logres correr seguido por media hora a la vez.
  4. Calienta siempre. Cada vez que vayas a correr necesitarás estirarte, trotar suavemente y así calentar tu cuerpo para evitar algún daño. Al terminar también te puedes estirar un poco para aumentar la flexibilidad y bajar los dolores.
  5. Come algo luego de correr. Después de correr debes comer algo con muchas proteínas y carbohidratos para ayudar con el gasto de energía que has tenido. También tienes que beber suficiente algua, mientras corres y al finalizar.
  6. Aumenta el kilometraje poco a poco. Cuando sientas que es más simple esta actividad, podrás aumentar la cantidad de kilómetros que corras siempre. Eso sí, no incrementes más del 10% de lo que hiciste la semana pasada.

¿Qué ejercicio puedo hacer para adelgazar si soy obesa?

Todo el mundo recomienda hacer ejercicio para adelgazar, pero si eres obesa, sobre todo si tienes obesidad mórbida, hay algunos ejercicios que no deberías hacer, ya que podrían perjudicar tu salud.

caminar-t14822[1]

Entonces, si estoy en esta situación, ¿qué ejercicio puedo hacer? Yo te recomendaría que comenzases por el ejercicio más sencillo y que no hace daño a nadie: caminar.

Para caminar, no hace falta cuota de gimnasio, y sólo te hace falta una botella de agua y un par de zapatillas cómodas. Si lo complementas con ropa de deporte mejor.

Mucha gente comienza a correr cuando quiere bajar de peso, pero con obesidad no es un ejercicio muy recomendable, ya que tanto las rodillas como la espalda van a sufrir, algo que puedes terminar pagando con dolores o incluso con alguna lesión.

Andar es un ejercicio mucho más suave que no perjudica a las articulaciones del cuerpo, y que está al alcance de todo el mundo. Además, dependiendo de la intensidad, puede ser un ejercicio que queme casi tantas calorías como la carrera, sobre todo si alargamos su duración.

Además, encontrar gente para caminar es mucho más sencillo que hacerlo para correr. Caminar con más gente es lo mejor que podemos hacer, ya que por el camino podemos ir hablando y así hacer ejercicio se nos hace más ameno.

En mi localidad hay grupos que caminan incluso en invierno, con temperaturas bajo cero y no fallan ningún día. Incluso me he encontrado a uno de estos grupos caminando mientras estaba nevando.

Si te unes a uno de estos grupos te vas a ver “obligada” a caminar a diario, algo que beneficioso para tu salud y cuyos resultados notarás enseguida, hasta el punto de que tu cuerpo te pedirá caminar.

Si sigues una dieta, caminar te va a ayudar mucho a adelgazar, y además puede ser el punto de partida para que hagas algún deporte más intenso.