Cómo adelgazar sin ir al gimnasio

A veces nos damos excusas para perder peso que parecen raras, pero para cada quien son importantes, por lo que nos detenemos para llegar a la meta que deseamos. Por ejemplo, a mi no me gustan los gimnasios, me parece un ambiente desagradable que me incomoda muchísimo, por lo que prefiero evitarlo por completo. Esto no quiere decir que debo dejar de hacer actividad física, todo lo contrario, debo tener aún más disciplina para hacer otras cosas que me gusten más, que me hagan feliz y que me mantengan ansiosa para la próxima sesión porque realmente lo disfruto.

Si tienes el mismo problema, entonces necesitas estos consejos para perder peso sin ir al gimnasio, y créeme, existen muchas otras cosas que puedes hacer. Sólo debes buscar la más adecuada para ti.

odio el gimnasio

Natación

Una de las formas más geniales para perder peso es la natación porque para muchos será una buena manera de hacer actividad física sin sudar, si esto es algo que te parece molesto. Además, es excelente para darte resistencia en todo el cuerpo y endurecer muchos músculos, especialmente los de las piernas, los brazos y la espalda. Otro gran beneficios es que estás flotando literalmente, así que no será terrible para los pies, las piernas y los tobillos porque no pondrás el peso sobre ellos. Esta actividad puedes hacerla con amigos, en una clase, o llevando a toda la familia contigo.

Manejar bicicleta

Además de ayudar al medio ambiente porque siempre vas a andar en bicicleta en vez de un auto, este ejercicio es bueno para todo el cuerpo y te ayudará a quemar calorías rápidamente, especialmente si te aseguras se subir alguna colina que te haga poner en practica esos músculos que necesitan un poco de trabajo. Toda la parte bajo de tu cuerpo, como los glúteos y las piernas, se verán mejor que nunca y será excelente para la salud del corazón. Y, finalmente, sólo tienes que invertir en la bicicleta una sola vez y no todos los meses, como en el gimnasio.

Bailar

Bailar es una forma excelente de perder peso y es completamente recreacional; te divertirás como nunca, si este es el tipo de cosas que te gusta hacer. Cualquier tipo de baile que decidas hacer será bienvenido y podrás quemar calorías, hacer que tus músculos se endurezcan y sobre todo, rendir físicamente porque necesitas estar mucho tiempo en movimiento.

Quédate en casa

Si no quieres salir no tienes excusa para dejar de ejercitarte, porque así sea practicando yoga o cualquier otro ejercicio, puedes hacerlo con un poco de espacio o quizás saliendo al jardín para aprovechar el aire libre. Si no sabes que hacer, entonces sube y baja lo escalones o sácale provecho al Internet donde existen miles de vídeos con rutinas para personas que también han decidido quedarse en casa.

6 consejos para comenzar a correr

¿Siempre quisiste correr para hacer ejercicio pero no sabes por dónde comenzar? No es tan difícil, pero sí existen algunas cosas que debes saber para iniciarte en este mundo y mantenerte motivada, sin hacerte daño en los pies, y permitiendo que tu cuerpo se acostumbre. Veamos los consejos a continuación.

comenzar a correr

  1. Invierte en unos buenos zapatos. Esto es muy importante porque si no los usas tus pies se verán muy afectados por este tipo de ejercicio. No escojas los zapatos por el color o el estilo, trata de buscar unos que sean recomendados por expertos. Puede que no salgan baratos pero durarán.
  2. Está preparada. Deberás sentirte bien, feliz, cómoda cuando corres y para esto tienes que planear con calma desde antes, desde el lugar donde vas a correr, la ropa que usarás ese día y qué vas a comer.
  3. Comienza lentamente,. Lo ideal es que la primera semana camines 4 minutos y corras 2 minutos, luego repitas esto unas 3 o 4 veces, Cuandi tu cuerpo se sienta mejor, o al cabo de una semana, comienza a bajar la cantidad de tiempo que caminas y aumenta la cantidad de tiempo que corres hasta que logres correr seguido por media hora a la vez.
  4. Calienta siempre. Cada vez que vayas a correr necesitarás estirarte, trotar suavemente y así calentar tu cuerpo para evitar algún daño. Al terminar también te puedes estirar un poco para aumentar la flexibilidad y bajar los dolores.
  5. Come algo luego de correr. Después de correr debes comer algo con muchas proteínas y carbohidratos para ayudar con el gasto de energía que has tenido. También tienes que beber suficiente algua, mientras corres y al finalizar.
  6. Aumenta el kilometraje poco a poco. Cuando sientas que es más simple esta actividad, podrás aumentar la cantidad de kilómetros que corras siempre. Eso sí, no incrementes más del 10% de lo que hiciste la semana pasada.

4 ejercicios para quemar 200 calorías en menos de 3 minutos

Uno de los problemas de hacer ejercicio es que a muchas no les gusta, así que es posible que se consigan pensando en todo tipo de excusas posibles para evitarlos. También es verdad que las mujeres llevamos una vida ajetreadas, algunas tienen que ocuparse de la casa, de los niños y de trabajar, todo al mismo tiempo, así que es cierto que se les hace difícil conseguir tiempo para cuidarse a si mismas.

Esto no debe ser una excusa de ninguna manera porque hay soluciones que te ayudarán a perder peso rápidamente y ni siquiera te quitarán una hora de tu vida diaria. Por eso te damos 4 ejercicios para quemar calorías que no te van a tomar ni tres minutos en hacer y que por ser tan intensos te ayudarán a que elimines unas 200 calorías a la vez. ¿No suena eso maravilloso?

Para que no creas que lo que te digo es mentira, la idea de quemar tantas calorías en tan poco tiempo ha sido comprobado científicamente, así que es cierto. Para saber que sí se podía lograr, colocaron a cinco hombres sanos a usar bicicletas estacionarias y tenían que hacer ejercicio muy intenso por 30 segundos. El ciclo se completaba haciendo cuatro minutos de bicicleta suave para descansar, pero sin detenerse. Los hombres eran sedentarios el resto del tiempo y esos días que hacían apenas 5 minutos de ejercicios quemaron unas 200 calorías a la vez.

saltos de tijera

Esto quiere decir que lo ideal es hacer ejercicio de forma intensa, aunque sea poco ejercicio. A los dos o tres minutos sentirás como que ya no aguantes, que necesitas sentarte o que tus piernas están temblando, pero serán perfecto para esas vidas ajetreadas.

A continuación te damos cuatro alternativas a hacer ejercicio en una bicicleta estacionaria y que deberás hacer rápidamente en intervalos de 30 segundos o 1 minuto, lo que tu cuerpo aguante:

  1. Saltos de tijera. Estos son típicos para calentar y te subirán el ritmo cardíaco de inmediato.
  2. Subir escaleras. Además de quemar calorías también vas a tener piernas y glúteos más fuertes gracias a la subidas. Puedes subir escaleras, o también una montaña al aire libre; lo que tengas cerca.
  3. Burpee. Si no sabes cuál es este ejercicio, mira este vídeo para entender. Será difícil y agotador pero quemarás calorías en mucha cantidad.
  4. Estocadas. Otras que te harán sentir muy cansada pero que valdrán la pena y que te darán fuerza en muchos músculos del cuerpo. Para saber cuáles son, visita este vídeo.

5 formas de ser tu propia entrenadora

Todas quisiéramos poder tener un entrenador que nos ayude en esos momentos cuando sientes que no puedes hacer más ejercicio porque no aguantas el dolor, alguien que nos de motivación, que nos empuje a continuar y llegar a los extremos; que nos guía en nuestra rutina para estar en forma.

El problema es que esto suele ser un poco costoso, especialmente si contratas un entrenador que sea bueno en lo que hace. Siempre puedes pagarlo junto con otras amigas y amigos pero lo ideal es que aprendas a ser tu propia entrenadora personal y te damos cinco consejos para que lo logres.

1. Planea y cumple

Si tuvieses un entrenador personal no le cancelarías la sesión cada vez que te provoca porque entonces él o ella se molestaría contigo por no cumplir. Esto es algo que debes tomar en cuenta si eres tú misma la que te estás entrenando: no debes faltar a lo que has planeado y, por supuesto, no uses todo tipo de excusas para evitar hacer ejercicios, como que no tienes tiempo o algo similar.

2. Llévate a los extremos

Igual como lo haría un entrenador personal, trata de decirte a ti misma que debes empujarte un extra, hacer diez minutos más de ejercicios o agregar un poco más de peso para que tus músculos levanten más. No te lo preguntes, hazlo como si fuese una orden.

entrenarse

3. Ten metas

Un entrenador te va a poner metas para que las cumplas en cada una de las sesiones sin ninguna excepción. Este es su trabajo: hacer que llegues a una meta y que sigas adelante, que te vuelvas más rápida, que tengas más fuerza en los brazos, que pierdas cierta cantidad de centímetros o de kilos. Así que aumenta la cantidad de abdominales que harás cada semana y planea lo que quieres lograr en el futuro.

4. Refresca la rutina

Para que no te aburras con la misma rutina de siempre, trata de crear una diferente cada semana. Esto hará que estés activa con cada cosa que quieras hacer, además de motivarte para probar algo nuevo y hacer que tu cuerpo siempre esté ejercitándose de formas distintas para que no se quede atascado en una talla o un peso.

5. Date premios

Date un premio cuando hayas llegado a una de esas metas que has planeado y de las que hablamos en el punto tres. Eso sí, no pueden ser relacionadas con comidas, sino más bien con cosas que realmente te gusten y que quieras pero que sean relacionadas con otras cosas. Por ejemplo, puedes ir al cine, si tienes muchas ganas, o a hacerte una manicura para relajarte sola o con amigas.

10 beneficios inesperados de hacer ejercicio

Muchas personas visitan el gimnasio y hacer ejercicio en general para perder peso, tener músculos mas fuertes o mejorar la salud. Estas son razones perfectas y beneficios de la actividad, pero ¿sabías que existen muchos otros beneficios adicionales por la actividad física?

Científicos han hecho investigación que demuestran que hacer ejercicio te dará unos beneficios mentales sin importar la edad que tengas, o que tan buena seas trotando, montando bicicleta o haciendo yoga. Estos son 10 beneficios inesperados de hacer ejercicio.

trotando

  1. Reduce la cantidad de estrés que tienes. El movimiento hará que sudes y que modere la cantidad de estrés que tienes, además de permitir lidiar con el que ya tienes de mejor forma.
  2. Te da químicos felices que evitarán que estés deprimida o ansiosa. Es mejor que cualquier pastilla para tratar con problemas como estos y en general te sentirás de mejor humor.
  3. La confianza en ti misma aumentará de inmediato, sin importar tu tamaño, la edad o el tipo de ejercicio que hagas.
  4. Disfrutarás de todo lo que está pasando afuera, especialmente si decides hacer un ejercicio al aire libre como trotar por un parque, caminar mientras sacas a pasear a tu perro, o manejar bicicleta.
  5. Alivia la ansiedad tanto o más que tomar un baño de burbujas. Los químicos que expulsas harán que quemes calorías y que manejes la ansiedad.
  6. Mejora el funcionamiento del cerebro hasta hacerte más inteligente, aunque sea difícil de creer. Algunos estudios sugieren que tomarás decisiones más rápidamente y aprenderás con facilidad.
  7. La memoria te va a mejorar muchísimo sin importar la edad que tengas. Ahora podrás recordar mejor donde has puesto las llaves o qué comiste ayer.
  8. Si tienes problemas de adiciones, el ejercicio ayuda a que se mantengan bajo control. Ayudará a recuperar y a hacer un lado los antojos que dan en este proceso.
  9. Lograrás hacer más cosas, te volverás una persona mas productiva en general porque no estarás en modo sedentarismo.
  10. Aumentará la creatividad que tienes y te ayudará a conseguir ideas. Trotar unos minutos dejará que tu mente se calme, piense sin problemas, y se desbloquee completamente.

¿Qué hago si odio tomar agua cuando hago ejercicios?

Yo amo tomar agua pero hay muchas chicas que la detestan, no les gusta el sabor o dicen que no sabe a nada. La verdad es que esta bebida es la mejor forma de saciar tu sed y de mantenerse hidratada todo el tiempo, especialmente cuando estás haciendo ejercicios. Y el cuerpo necesita consumir bastante agua todo el tiempo. Es completamente necesario, te guste o no.

tomar agua

Pero si no te gusta tomar agua, hay otras opciones que también te mantendrán hidratada y que tienen distintos sabores. Es cuestión de probarla para que decidas cuál es la mejor para ti. Tenemos 4 ideas a continuación que puedes usar tanto para el día a día, como para la hora de los ejercicios.

Continúa leyendo ¿Qué hago si odio tomar agua cuando hago ejercicios?

4 maneras fáciles de mantenerte en forma

Todas tenemos nuestras bajadas y subidas cuando tienen que ver con la rutina de ejercicios. Algunas veces hacemos ejercicios todos los días y todas veces no queremos hacer nada nunca, lo que hace difícil regresar a la rutina anterior. Lo mejor es siempre tener un plan B con trucos que te ayuden a no subir de peso nuevamente, a estar siempre activas. Estas cosas no pueden ser negociables.

flojera de hacer ejercicios

No hay un secreto mágico para perder peso, todos son diferentes, pero sí hay 4 maneras fáciles de mantenerte en forma y te las explicaremos a continuación.

Continúa leyendo 4 maneras fáciles de mantenerte en forma

3 ejercicios para acabar con la celulitis

Muchas mujeres tienen celulitis y a pesar de pensar que tiene que ver con estar pasadas de peso, la realidad es que hasta las más delgadas sufren con esta condición. Para eliminarla podemos probar con muchos tratamientos disponibles de masajes y similares, o también se pueden hacer ciertos ejercicios que van a hacer que las fibras musculares se vean más apretadas y así logres un aspecto tonificado y suave.

Estos son 3 ejercicios para acabar con la celulitis. Son simples de hacer y te dejarán como nueva.

Patada trasera

Patada trasera

Comienza colocando tus rodillas y tus manos en el piso. La rodilla derecha se debe doblar pegando a un lado del cuerpo y la rodilla izquierda debe estirarse un poco de manera que los dedos de esa pierna estén pegados al piso también. Los codos deben estar completamente estirados. Para hacer el ejercicio haz una patada hacia atrás con la pierna derecha sin mover la izquierda. Mantén el pie izquierdo doblado hacia afuera. Regresa a donde comenzaste luego. Eso es una repetición y deberás hacer 10 de estas. Repite 3 series de 10 y cambia de pierna.

Levanta trasero

Levanta trasero

Acuéstate sobre tu estomago y flexiona las rodillas abriendo las piernas un poco. Los talones se deben tocar en el aire y los antebrazos deben descansar el cuerpo adelante. El ejercicio consiste en levantar un poco las piernas para que los muslos queden en el aire también mientras aprietas los glúteos. Repite el movimiento 10 veces y haz 3 series.

Empuja glúteos

Patada trasera

Siéntate en el piso y coloca los pies en frente de ti. Coloca los brazos y las manos en el piso con los dedos dando hacia el trasero y levantando las caderas. Levanta la pierna derecha y flexiona el pie. Luego para el movimiento estira la pierna derecha y flexiona levemente los codos. Las nalgas quedarán a unos pocos centímetros del piso. Vuelve a la posición inicial. Repite 3 series de 10 ejercicios cada una.

Cosas extrañas que le pasan al cuerpo cuando haces ejercicio

A muchas les encanta hacer ejercicio porque da energía, ayuda a que duermas mejor, a que pierdas peso y tendrás los músculos más fuertes que nunca. Sin embargo, cuando estás sudando el cuerpo experimenta muchas cosas que parecen un poco extrañas.

Cosas extrañas que le pasan al cuerpo cuando haces ejercicio

¿Has sentido hormigueo en las piernas, temblores y una nariz que se corre mientras te ejercitas? Todas estas son consecuencias de la actividad y te explicamos por qué sucede.

Picazón en las piernas

Después de correr algunos minutos te das cuentas de que tus piernas empiezan a picar. ¿Por qué pasa esto? Cuando los latidos de tu corazón aumentan y la sangre corre mejor por tu cuerpo por la misma razón muchos capilares pequeños y músculos se expanden. Esto causa que los nervios manden mensajes al cerebro que lo lee como picazón.

Pies adormecidos

Después de estar caminando rápidamente unos 10 minutos sientes que tienes los pies dormidos. Esto pasa como resultado de una combinación entre la temperatura de tu cuerpo que está subiendo y además pisar fuerte logrará que los pies se hinchen. Además, si usas unos calcetines que sean gruesos con zapatos muy ajustados puedes estar deteniendo la circulación de los pies.

Nariz que gotea

Muchas personas sufren de este problema en el que la nariz les empieza a filtrar líquido mientras hacen ejercicio. Esto se debe a que el proceso puede causar síntomas de alergias como congestión, dolores de cabeza y picazón en los ojos. Puede ser solo el ejercicio si es demasiado fuerte, o también una combinación con otro disparador que haya en el ambiente.

Asma

Mientras haces ejercicio puedes sentir que tienes que toser de forma incontrolable, o que tienes presión en el pecho. Estos son síntomas de asma y puede ser causado por respirar mal durante los ejercicios o por jadeos.

Para evitar todo esto debes siempre hacer ejercicio con alguien que te ayude, especialmente si ya se te han presentado problemas similares.