5 formas de ser tu propia entrenadora

Todas quisiéramos poder tener un entrenador que nos ayude en esos momentos cuando sientes que no puedes hacer más ejercicio porque no aguantas el dolor, alguien que nos de motivación, que nos empuje a continuar y llegar a los extremos; que nos guía en nuestra rutina para estar en forma.

El problema es que esto suele ser un poco costoso, especialmente si contratas un entrenador que sea bueno en lo que hace. Siempre puedes pagarlo junto con otras amigas y amigos pero lo ideal es que aprendas a ser tu propia entrenadora personal y te damos cinco consejos para que lo logres.

1. Planea y cumple

Si tuvieses un entrenador personal no le cancelarías la sesión cada vez que te provoca porque entonces él o ella se molestaría contigo por no cumplir. Esto es algo que debes tomar en cuenta si eres tú misma la que te estás entrenando: no debes faltar a lo que has planeado y, por supuesto, no uses todo tipo de excusas para evitar hacer ejercicios, como que no tienes tiempo o algo similar.

2. Llévate a los extremos

Igual como lo haría un entrenador personal, trata de decirte a ti misma que debes empujarte un extra, hacer diez minutos más de ejercicios o agregar un poco más de peso para que tus músculos levanten más. No te lo preguntes, hazlo como si fuese una orden.

entrenarse

3. Ten metas

Un entrenador te va a poner metas para que las cumplas en cada una de las sesiones sin ninguna excepción. Este es su trabajo: hacer que llegues a una meta y que sigas adelante, que te vuelvas más rápida, que tengas más fuerza en los brazos, que pierdas cierta cantidad de centímetros o de kilos. Así que aumenta la cantidad de abdominales que harás cada semana y planea lo que quieres lograr en el futuro.

4. Refresca la rutina

Para que no te aburras con la misma rutina de siempre, trata de crear una diferente cada semana. Esto hará que estés activa con cada cosa que quieras hacer, además de motivarte para probar algo nuevo y hacer que tu cuerpo siempre esté ejercitándose de formas distintas para que no se quede atascado en una talla o un peso.

5. Date premios

Date un premio cuando hayas llegado a una de esas metas que has planeado y de las que hablamos en el punto tres. Eso sí, no pueden ser relacionadas con comidas, sino más bien con cosas que realmente te gusten y que quieras pero que sean relacionadas con otras cosas. Por ejemplo, puedes ir al cine, si tienes muchas ganas, o a hacerte una manicura para relajarte sola o con amigas.

10 consejos para mantenerte en forma durante todo el año

Es fácil conseguir excusas para no hacer ejercicio, especialmente si te gusta en lo absoluto. Algunas personas aman ejercitarse, pero otros simplemente lo odian y quisieran evitarlo de todas las maneras posibles. ¿Es este tu caso? Una se consigue en un gran problema si quiere perder peso o mantener la figura si siempre estás haciendo un lado tu rutina de ejercicios.

Sin importar la época del año, el clima que haya o los obstáculos, debes cuidarte todo el año para así obtener y mantener la figura que quieres. Te damos 10 consejos para que estés en forma los 365 días del año y no busques ninguna excusa de nuevo.

1. Aunque esté nevando, imagina que hace calor

imagina que hace calor

Si vives en un país donde hay estaciones es posible que cuando llegue el invierno sientas que quieres hibernar como si fueses un oso. Esto pasa también en países tropicales en esos días cuando todo está oscuro y gris. Si te sientes de esta manera, ignora completamente la idea y trata de hacer los ejercicios en la mañana porque es posible que sientas ganas de dejarlos completamente si los empujas para la noche.

2. Presta atención a tu nutrición

nutricion

Si esos días fríos y lluviosos te provocan comerte algo más pesado, lleno de carbohidratos y calorías, trata de evitarlos completamente. Sé consciente de lo que comes. Sí, de vez en cuando puedes incorporar algunas comidas de esas cómodas que le gustan a todos, pero trata de mantener tu plan de alimentación durante todo el año.

3. Camina desnuda

mujer espejo

¿Suena esto extraño? No te preocupes, no es nada raro. Esto es solo una manera de que te mires en el espejo y notes si has ganado peso porque están escondidos bajo un abrigo o una ropa cómoda. Hazlo cada vez que salgas de la ducha. No te obsesiones contigo misma pero toma nota.

4. Lleva tu vida social al gimnasio

amigos gimnasio

La mejor manera de mantenerse haciendo ejercicios todo el año es ir con los amigos al gimnasio. Si no puedes hacer ejercicios al aire libre, ve a un lugar donde te sientas cómoda, donde puedas conversar con tus amigos y todos puedan ejercitarse juntos mientras hablan de sus vidas. Míralo como un evento social en vez de una tarea.

5. Haz las sesiones convenientes

caminando al gimnasio

Si vas a una clase o a un gimnasio trata que quede muy cerca de tu casa porque es posible que te de flojera algunos días tener que hacer el viaje. Conseguirás excusas como que no tienes tiempo o que gastarás demasiado yendo hasta el lugar. Si queda a pasos de tu casa es aún mejor.

6. Vete de viaje a una playa

mujer playa

Si te vas a un sitio caliente, con playas y mucho sol, tendrás que ponerte un traje de baño y en este momento sentirás que debes verte perfecta para ese momento. Así que te sentirás motivada para mantenerte en forma siempre, especialmente en la época de vacaciones o verano.

7. No comas demasiados carbohidratos

carbohidratos

La palabra clave en esta consejos es “limitar”. Esto es importante para que sepas exactamente qué cantidad debes consumir pero sin eliminarlo completamente. ¿Por qué no se deben sacar de tu dieta? Por dos razones: el cuerpo necesita carbohidratos y tú también para evitar tener ansiedad por comerlos. Lo recomendable es que se coman en moderación.

8. Contrata un entrenador

entrenador personal

Quizás salga un poco costoso, pero tener un entrenador personal es algo que deberías hacer aunque sea por un mes de tu vida. Esta persona se dedicará a ti y a nadie más, te empujará a lograr mejores resultados, te mantendrá entusiasmada, y será una excelente manera de no aburrirte. Podrías hasta hacer un amigo nuevo contratando a alguien que te ayude en el proceso. Míralo como una inversión para verte bien, sentirte bien y tener buena salud.

9. Programa el entrenamiento de forma adelantada

programar entrenamiento

Si haces planes de qué vas a hacer y cuando es posible que sigas una rutina y que la cumplas. Esto quiere decir que también deberás incorporar el entrenamiento para que sepas justamente cuándo debes hacerlo. La idea es que se vuelva una rutina, como lo es ponerse desodorante o cepillarse los dientes todas las mañanas.

10. No comas nada procesado

comida procesada

Evita completamente las comidas procesadas porque son una de las peores cosas que puedes consumir. Desde bebidas gaseosas y enlatadas o embotelladas y hasta barras de proteínas que usualmente vienen cargadas con más azúcar que nutrientes. Si quieres comer una barra de estas, hazle en casa con nueces, avena, pasas y todo comprado de forma natural. Tomará más tiempo pero puedes hacer en grandes cantidades para que te dure.