Porqué yoga es uno de los mejores ejercicios que existen

La gente siempre está inventando nuevas maneras de hacer que el ejercicio sea más divertido y así se mantenga la rutina todo el tiempo. Sin embargo, hay algunas actividades que siempre serán mejores por muchas razones, y una de ellas es el yoga.

Los beneficios del yoga son muchísimos, empezando porque hace que todo tu cuerpo se ejercite sin sentirte exhausta sino más bien fresca. Con el paso del tiempo también verás que hay cambios tangibles en tu cuerpo, lo que es una buena recompensa. Estas son apenas algunas de las cosas buenas que tiene el yoga; veamos qué más nos dará.

Flexibilidad

Aunque existen muchos tipos de yoga, la flexibilidad siempre será uno de los grandes beneficios de este ejercicio porque las poses le piden a tu cuerpo que se estiren y que lleguen a lugares que nunca fueron visitados. Todo esto hará que tu cuerpo se haga más fuerte.

Respiración

El yoga es genial porque mejorará la forma en que respiras ya que pasas mucho tiempo aprendiendo a controlar la respiración con las poses que haces. Esto será excelente para tu cuerpo en general porque recibirás más oxígeno y te ayudará a hacer otros ejercicios sin agotarte completamente.

poses de yoga

Liberación de estrés

Si llevas una vida llena de estrés, hacer yoga te va a relajar y a mantener centrada siempre. Te sentirás mejor, olvidarás todo lo malo que pasó durante el día anterior y las preocupaciones saldrán de tu cuerpo, al menos por un buen rato.

Fuerza

El cuerpo se hará más fuerte, como te comentábamos arriba. Usando tu propio peso harás que tus músculos se tonifiquen, similar a los que harías si vas a levantar pesas en un gimnasio. Lo mejor de todo es que ni siquiera te darás cuenta que esto está pasando, sino hasta que veas frente al espejo.

Inspira una vida sana

Cada vez que hagas yoga te sentirás feliz y sana, por lo que querrás continuar con la buena racha. Es posible que de inmediato pienses que la solución es cambiar algunas opciones en tu dieta y ejercicios para mantenerte con ese estado de ánimo que te hace sentir tan bien.

4 ejercicios para tonificar tu estomago

Si tienes 10 minutos es suficiente tiempo para hacer algunos ejercicios que pongan tu cintura en la talla que quieres lograr o mantenerla tonificada. Si ya tienes una rutina de ejercicios que haces todos los días sólo agrega estos movimientos simples que harán que tu estomago se vea mucho mejor desde cualquier lugar que se le mire. Aprende estos 4 ejercicios para tonificar tu estomago.

Sube la montaña

sube la montaña

Ponte en posición de plancha con las manos planas sobre el piso y debajo de tus hombros. Extiende las piernas detrás de ti. El cuerpo debe estar totalmente recto. Para hacer el movimiento dobla tu pierna derecha hacia tu pecho y luego estira para volver a la posición inicial. Repite con la pierna izquierda y alterna una y la otra. Haz tanto como puedas por 60 segundos.

Caída de cadera lateral

Caida de cadera lateral

Apoya todo tu cuerpo en el antebrazo izquierdo. Estira el brazo derecho hacia arriba. Extiende la pierna derecha y dobla la izquierda hacia atrás. Para hacer el ejercicio debes bajar las caderas unos centímetros hacia el piso y luego volver a subir. Haz repeticiones lentamente durante 30 segundos. Cambia al otro lado y repite.

Abdominales con los brazos

Abdominales con los brazos

Ponte boca arriba con las rodillas flexionadas ligeramente. Los pies deben estar pegados en el piso. Usa los abdominales para subir la parte de arriba de tu cuerpo y estira las manos para que se toquen en el medio de las piernas. Para el movimiento debes llevar las manos al lado izquierdo, luego al centro, luego a la derecha y luego al centro de nuevo. Repite por 30 segundos, descansa y haz otros 30 segundos.

Subida de piernas

Subida de piernas

Nuevamente, coloca tu cuerpo boca arriba y usa los antebrazos para sentarte. Pon las manos debajo de tus caderas para hacer soporte. Sube las piernas y dobla la rodilla derecha. La pierna izquierda debe mantenerse derecha. Tu cuerpo se verá como una V ancha. Para hacer el ejercicio debes bajar las piernas un poco hacia el piso, y mientras más abajo vayas más difícil va a ser. Repite por 30 segundos y cambia la posición de las piernas: dobla la rodilla izquierda y estira la derecha.