Identifica tu tipo de piel y sus cuidados para lucir bella

Es indispensable saber que tipo de piel tenemos para poder conocerla y tratarla debidamente, puede que estemos utilizando la crema o producto de belleza equivocado y no nos de los resultados que queremos. A continuación varios tipos de piel y sus cuidados para que esté saludable y radiante.

Piel grasa

La piel grasa no es exclusiva de adolescentes, muchas mujeres después de los 30 continúan con este tipo de cutis. Entre las características más resaltantes encontramos, un aspecto brillante y poros grandes, debido a que las glándulas sebáceas productoras de grasa, tienen una gran actividad. Esto hace que las pieles grasas sean más propensas a la aparición de granitos y espinillas.

Cuidados

Las lociones o tónicos fuertes estimulan a las glándulas sebáceas, produciendo más grasa, así que lo mejor es utilizar tónicos naturales como los que contienen aceites de hamamelis, de árbol del té o de pomelo. En cuánto a las cremas y lociones, deben ser libres de grasa, a base de leche o agua. Al despertar y en las noches limpia y exfolia el rostro; para combatir la grasa en el día utiliza toallitas matificantes que mantendrán la piel sin brillo y el maquillaje en su lugar. Si presentas acné, en el post anterior hay variedad de recetas naturales para combatirlos.

Piel seca

Este tipo de piel puede parecer escamosa, fina y presenta poros muy pequeños. El aire acondicionado, algunos tipos de maquillaje y el sol aumentan la sensación de sequedad. Si no se hidrata correctamente pueden aparecer lineas de expresión prematuras.

Cuidados

Lo más importante es nutrir la piel en todo momento para mantenerla sana y elástica. Para limpiarla opta por cremas hidratantes limpiadoras sin perfumes, que no la maltratan, luego tonifica con agua de rosas para para activar la circulación y calmar la piel. Para el día y la noche utiliza una crema nutritiva hidratante que contenga vitamina E y colágeno, aplica en todo el rostro y el cuello.

Piel mixta

La piel mixta presenta zonas grasas y zonas normales; generalmente la zona T (frente, nariz y barbilla) es grasa y la parte de las mejillas es normal.

Cuidados

tipo de piel y sus cuidados 2

Si tu piel presenta estas características, tienes que tratar cada área según sus necesidades. Limpia la zona T con lociones especiales para cutis graso, y para el resto de la cara cremas limpiadoras para piel normal para que no la maltraten. Luego hidrata en el día y la noche con productos sin grasa no comedogénicos y evita colocar en la zona T, porque esta área produce suficientes aceites naturales.

Piel sensible

La piel sensible se irrita con facilidad y es propensa a sufrir picores y erupciones. Puede reaccionar adversamente a ciertos cosméticos que provocan reacciones alérgicas. Aunque lo más habitual es que sea seca, puede ser mixta o grasa.

Cuidados

Antes de comprar cualquier loción, crema o maquillaje debes leer en la etiqueta que sea Hipoalergénico o dermatológicamente probado, aún así pueden irritarte, así que lo mejor es que compres las marcas que te recete tu dermatólogo de confianza o probar una muestra del producto antes de comprarlo. Al limpiarla no utilices jabón, ya que puede alterar el equilibrio natural de la piel e incluso aumentar su sensibilidad. En su lugar, emplea una crema o loción limpiadora muy suave. Evita los tónicos e hidrata con una crema hipoalergénica suave.

Piel normal

Si tu piel es normal, eres una de las afortunadas porque es equilibrada y suave, y con poros casi invisibles. Muy pocas veces te salen granitos y no presentas reacciones alérgicas al aplicar cosméticos.

Cuidados

Para conservar su equilibrio natural de aceites y humedad, debes limpiarla con cualquier producto facial de pH neutro o limpiadores naturales. Puedes utilizar cualquier tónico refrescante sin alcohol y finalizar hidratando con cremas de densidad ligera o media.

Novedades en el mundo de la cirugía estética

Todos los años, por esta fechas, hay una convención de cirujanos en los USA, en la cual se comentan los últimos procedimientos y las últimas novedades en el mundo de la estética.

eliminar-las-cicatrices

En este congreso se ha hablado mucho de la grasa y de su uso como relleno en las operaciones de mama. Parece que los cirujanos han llegado a la conclusión, de que si bien no da tanto volumen como los implantes de gel de silicona, la grasa es mucho más segura, ya que saben con total seguridad que no va a provocar rechazo en la paciente ni complicaciones posteriores.

Entre las novedades que se presentaron en esta reunión está Xeomin, una nueva toxina muy similar al Botox, pero que no tiene proteínas. La ventaja de no tener proteínas es que es casi imposible que un paciente sea alérgico a esta toxina, algo que sucede alguna vez con el Botox.

Xarelto es otra de las novedades de las que se ha hablado. Bajo este nombre, se presenta un medicamento que evita los coágulos de sangre, y que parece que puede ser muy útil en las operaciones complicadas, como las abdominoplastias, en las cuales el riesgo de sufrir un trombo está siempre muy presente.

También han presentado un nuevo método para reducir las cicatrices en las operaciones, que consiste en aplicar una especie de lámina de silicona, con una máquina diseñada para ello, que tiene como fin evitar que la piel produzca colágeno, y que por lo tanto se formen las molestas cicatrices.

Por último, el mundo de la radiofrecuencia también ha estado presente, con Symphony RF, una nueva tecnología mucho más precisa, con la cual el cirujano tiene un mayor control a la hora de eliminar pequeñas cicatrices y manchas de piel en el rostro.

Como ves, el mundo de la cirugía no para de avanzar, por lo que si tienes pensado operarte o hacerte algún tratamiento, no dudes en preguntar a tu cirujano sobre las últimas novedades.

12 estrellas femeninas de Hollywood dicen no al Botox

El uso del Botox está cada vez más extendido, tanto entre las actrices famosas como entre la gente de la calle, hasta el punto de que es uno de los tratamientos estéticos que más se hacen en las clínicas de estética de todo el mundo.

juliannemoore121282

Las mujeres, sobre todo, cuando llegan a una cierta edad quieren que su rostro no refleje el paso del tiempo, por lo que recurren a todo tipo de tratamientos, y el Botox es uno de ellos.

Sin embargo, hay que tener cuidado con esta toxina, ya que si el cirujano se pasa se te puede quedar la cara como a Carmen Lomana, es decir, totalmente paralizada, inexpresiva e incluso puedes tener problemas para hablar con normalidad.

Por ello, y porque hay mujeres que aunque se hacen tratamientos de belleza, quieren envejecer con dignidad, doce estrellas de Hollywood, encabezadas por Kim Basinger, han dicho que no a este tratamiento.

Las mujeres de Hollywood que han dicho no son:

  1. Kim Basinger, de 59 años de edad
  2. Jamie Lee Curtis, de 54 años, y que ha admitido que hace tiempo se inyectó Botox.
  3. Isabella Rossellini, de 60 años de edad, y con uno de los rostros más perfectos en mujeres de esa edad.
  4. Diane Keaton, de 66 años y que nunca ha pasado por el quirófano.
  5. Dana Delany, de 56 años y que ha tenido problemas con el Botox.
  6. Meryl Streep, de 63 años y que ha expresado su oposición a la cirugía estética.
  7. Emma Thompson, de 53 años, que forma parte de la liga anti cirugía estética del Reino Unido.
  8. Teri Hatcher, de 48 años.
  9. Sharon Stone, de 54 años.
  10. Julianne Moore, de 52 años y que está en contra de la cirugía estética.
  11. Jodie Foster, de 50 años. Ella también está en contra de los procedimientos quirúrgicos para mejorar la imagen.
  12. Julia Roberts, de 45 años. Dice que el Botox no es para ella.

 

Los procedimientos estéticos más populares del 2012

600x0_430100

Ya sabemos que los EEUU marcan la tendencia en cuanto a la cirugía estética y a los tratamientos a nivel mundial, y ya tenemos los datos del año 2012 para ver como evolucionan estos tratamientos.

El primer lugar vuelve a ser para el aumento de pecho, que había bajado a la segunda posición el año pasado. Cada vez más, la sociedad exije que las mujeres tengan pechos grandes y abundantes, así que las que no los tienen acuden a los cirujanos plásticos. Parece ser que la vuelta de las prótesis de gel de silicona, que habán sido prohíbidas, han hecho que esta cirugía despegue.

El segundo lugar es para la liposucción, que fue la reina de las cirugías en el 2011. Esta caída puede deberse a que cada vez hay procedimientos menos invasivos para hacerse una liposucción, que no requieren cirugía, aunque sus resultados son menos duraderos. Por ello, se espera que esta cirugía pueda recuperar su trono el año que viene.

Las cirugías relacionadas con la cara ocupan el tercer lugar. Los especialistas dicen que la exposición en las redes sociales, en las que normalmente se ve una foto de nuestra cara, han hecho que estas cirugías sufran un aumento espectacular.

Sin embargo, y relacionado con la cara, lo que más ha subido ha sido el Botox, con unos 600.000 tratamientos más en el año 2012 que en el 2011, lo que nos da un dato de la importancia que esta toxina tiene en el mundo de la estética.

En cuanto a los hombres, que también se hacen operaciones de estética aunque lo traten de esconder, las cirugías que más han crecido han sido las ginecomastias, es decir, la reducción de los pechos masculinos, que en muchos casos aumentan de tamaño hasta llegar a ser casi tan grandes como los de una mujer.

El año que viene volveremos a traeros los datos de las cirugías más pedidas por los pacientes.

¿Ocultar o no ocultar una operación de cirugía estética?

parpados

Hace unos años, las operaciones de cirugía estética se intentaban ocultar lo máximo posible, ya que no estaba bien visto que una persona cambiase su aspecto por medio del bisturí.

Hoy en día esto ya no es así, y las operaciones de cirugía estética o plástica son vistas como algo normal por la mayoría de la población, pero aún queda gente que suele criticar a las personas que se operan.

Además de existir estas personas, también debes recordar que tienes derecho a la privacidad médica, por lo que tienes todo el derecho del mundo a ocultar una operación a quien quieras, y eso incluye amigos, compañeros de trabajo o incluso a tu pareja, aunque esto es muy difícil.

Muchas personas quieren ocultar los tratamientos a los compañeros de trabajo para no convertirse en la comidilla de la oficina, algo que es fácil si se pide al cirujano que el resultado sea lo más natural posible. Recuerda también que no tienes por qué dar explicaciones cuando pides un permiso que te corresponde en el trabajo.

Hay quien quiere ocultar esta operación incluso a su pareja, bien sea porque no es favorable a este tipo de operaciones, o bien sea por cualquier otro motivo.

Los médicos recomiendan hablar con la pareja si esta es reacia, ya que ocultar un procedimiento de este tipo es prácticamente imposible. Además, la recuperación es mucho más sencilla cuando se tiene el beneplácito del cónyuge

Si piensas que tu pareja no va a estar de acuerdo con tu decisión, lo mejor es ir hablando con calma, para que pueda hacer todo tipo de preguntas y vaya asimilando la situación.

Muchas veces, este desacuerdo es fruto del desconocimiento, por lo que lo mejor es pedir a la pareja que nos acompañe a la consulta del cirujano, para que éste le explique el procedimiento en detalle.

¿Cirugía o tratamiento sin cirugía?

39surgdent

Cuando decidimos que necesitamos una mejora estética, tenemo que elegir entre un tratamiento quirúrgico o un tratamiento estético menos invasivo. En este artículo voy a daros unas pautas para que elegir entre uno y otro tratamiento sea más sencillo.

1.¿Tienes tiempo para recuperarte? Algunas intervenciones quirúrgicas requieren de un tiempo de recuperación prolongado, por lo que necesitarás unas vacaciones o una baja laboral si estás trabajando. ¿Puedes disponer de este tiempo? Si puedes no tendrás problemas para hacerte una operación, pero si no lo tienes lo mejor es que optes por un proceso mucho menos invasivo, como un tratamiento cosmético, que no requiere de un paréntesis en tu vida diaria.

2. ¿Cuanto tiempo quieres que duren los resultados? Si quieres que los resultados de tu tratamiento duren en el tiempo, no te queda más remedio que pasar por la mesa de operaciones. Los tratamientos cosméticos son efectivos, pero hay que repetirlos a menudo. Como ejemplo, un lifting te durará muchos años, mientras que las inyecciones de Botox te las tendrás que poner cada 6-9 meses.

3. ¿Cuánto quieres o puedes gastar? Las operaciones son caras, sobre todo las que requieren anestesia general  y una recuperación larga. En cambio, son una mejor inversión, ya que a la larga salen más económicas, debido a que sus efectos duran mucho más. Otros procedimientos son más baratos, pero los tienes que repetir a menudo, por lo que a la larga salen más caros.

4. ¿Quieres un cambio drástico? La cirugía provoca cambios muy drásticos de los cuales todo el mundo se da cuenta. En cambio, otros procedimientos no quirúrgicos provocan cambios sutiles, que son los que prefieren la mayoría de las personas. Aquí te toca decidir si quieres que tu cambio sea conocido y comentado por todos o quieres que muy pocas personas se den cuenta de él, y no lo achaquen a la cirugía.